Liga de la justicia: ¡Bravo, Warner/DC!

Desde que Warner/DC se propuso lanzar su propio mundo cinematográfico con sus superhéroes, las decepciones se han ido sucediendo una tras otra. Pero, en los últimos años parece que han conseguido encauzar un poco el pasado. Escuadrón Suicida y Wonder Woman han supuesto un cambio, un saber hacer, han conseguido dejar de lado lo ambicioso para centrarse en, simplemente, entretener. Ahora, Liga de la justicia, sigue los mismos pasos: No busca ser demasiado ambiciosa, es muy entretenida y funciona perfectamente en sus dos horas de duración. Por supuesto no todo es perfecto, el CGI canta un poco y hay momentos en los que el montaje le hace flaco favor, pero son tan abundantes el resto de puntos positivos que hacen que todo lo malo se olvide. Liga de la justicia es el camino definitivo para Warner/DC.

Gal Gadot, Ben Affleck, Ezra Miller en Liga de la justicia

Gal Gadot, Ben Affleck, Ezra Miller en Liga de la justicia

Y es que les ha costado mucho encontrar el punto perfecto para realizar, no obras maestras, que tampoco es lo que se pretende, pero si películas decentes, que entretenga y te tengan las dos horas de duración sin quitar los ojos de la pantalla. Liga de la justicia nos busca la ambición de ser coronada como la mejor de nada, simplemente quiere estar, ser vista y ser disfrutada. Es la historia de unos personajes, los cuales se nos presentan de una manera un tanto atropellada, a los que les surge un problema, tienen que aprender a respetarse los unos a los otros y hacer frente a lo que se les cierne. Y es que la cinta, cuando despega, alcanza cimas muy buenas de entretenimiento, no siempre está arriba, pero si que se mantiene la constante a lo largo de la cinta. En donde lo mejor vuelve a estar en Wonder Woman y en la aparición de Flash, que se comen la película en cada plano.

Y es que Wonder Woman ya consiguió cautivarnos a todos en su aparición final en Batman v Superman: El amanecer de la justicia y en su película en solitario, Wonder Woman. Pero la aparición de los nuevos héroes, en especial Flash, consiguen que estos personajes que no son tan reconocidos por los no fans de los cómics tengan su hueco y sus momentos. Y es Flash se convierte en el roba planos de la cinta, además Ezra Miller (Animales fantásticos y dónde encontrarlos) tiene carisma, es expresivo al 100% y se ha convertido en uno de lo mejores actores de su generación. También destaca Cyborg, que para ser el más desconocido cumple su función con creces. Y Jason Momoa (Juego de Tronos) como Aquaman está más que correcto y divertido. Pero Liga de la justicia falla en lo que no podría imaginar en una producción de estas características: El CGI.

Pero a cambio de fallar en el CGI, Liga de la justicia gana en muchas otras. Hay quien puede pensar que el guion es simple, que no cuenta nada, pero en el fondo, si analizamos un poco más, podemos ver que la cinta nos habla de varios temas: El paso del tiempo, la confianza, el compañerismo, recordar el pasado o dar el paso definitivo y dejar de esconderte. Habla de conflictos entre nuestros héroes. Quizás en muchas ocasiones lo pase por encima, pero hay esta, y es algo que no ha costado introducirlo. Quizás eso haya sido algo más de Joss Whedon (Los vengadores: La era de Ultrón), pero hay está. Pero eso no quiere decir que no se note que es una cinta de Zack Snyder (El hombre de acero), ya que tiene momentos muy Snyder, como la inclusión de música en ciertos momentos.

Jason Momoa, Gal Gadot, Ezra Miller y Ray Fisher en Liga de la justicia

Jason Momoa, Gal Gadot, Ezra Miller y Ray Fisher en Liga de la justicia

En definitiva, Liga de la justicia es lo que deberían haber sido las películas de Warner/DC. Ya tuvimos momentos oscuros con la trilogía de Christopher Nolan (Dunkerque) sobre El caballero oscuro. Ahora también hay oscuridad, pero cuando se juntan los héroes más importantes de DC Cómics también hay tiempo para la diversión y el entretenimiento. Y eso que Superman ya no se encuentra entre nosotros. Liga de la justicia es el camino correcto. Y no os levantéis de la butaca hasta terminar los créditos, pues hay sorpresas. Y por último, la inclusión de Danny Elfman del tema clásico de Batman y Superman hará enloquecer a más de uno.

Lo mejor: Han conseguido dejar de lado la ambición y regalar una cinta muy buena.

Lo peor: El CGI y el montaje en alguna ocasión.

Puntuación: 7/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This