Las ventajas de ser un marginado: El club de los tres

El debut en el mundo del largometraje del escritor y guionista Stephen Chbosky (a él le debemos la serie Jericó) no podía ser mas interesante. Las ventajas de ser un marginado es un retrato generacional muy interesante que se puede aplicar a la época en la que se narra o a la actual, siempre salvando las distancias, por lo que la hace accesible a cualquier tipo de público.

Logan Lerman y Ezra Miller en Las ventajas de ser un marginado

Logan Lerman y Ezra Miller en Las ventajas de ser un marginado

Las ventajas de ser un marginado se basa en la novela homónima del mismo director y guionista. Estamos a principio de los años 90 y Charlie ha perdido a su mejor amigo en uno de los momentos claves de su vida, el primer año de instituto. Atrás queda una etapa donde todos eran amigos y felices. El instituto es un paso en la madurez de Charlie, que deberá afrontar en soledad, hasta que conozca a una pareja de hermanastros de lo más particular. Gracias a ellos experimentara lo bonito de aquella época, las fiestas, las drogas, la música, y por supuesto, las chicas y el primer amor. Contada así la historia puede resultar poco novedosa y en parte así es, pero lo interesante es como esta contada. Stephen Chbosky adapta su propia novela, un libro juvenil, y casi autobiográfico, por lo que conoce muy bien el material. Podemos afirmar que es una estupenda adaptación, ya que se ha suprimido muy poco respeto a la novela. El libro esta estructurado de manera epistolar algo que ha sabido reflejar muy bien en la cinta.

Como director, Chbosky es cumplidor, muy independiente y clásico, las secuencias están muy bien resueltas. Algunos momentos deja cosas suspendidas o con poca información, pero eso también sucede en la novela. Chbosky ha sabido muy bien trasladar esos momentos, que en la novela se dejan entrever, dando la información básica y necesaria. Sin duda estamos ante una de las promesas para el nuevo cine independiente.

Escribir sobre Las ventajas de ser un marginado es escribir también de su excelente selección musical y la acertada banda sonora del guitarrista y productor musical Michael Brook, un tanto melancólica y muy esperanzadora. Dentro de la selección musical debemos destacar el mítico Heroes de David Bowie, leit motiv de la película, y el clásico Asleep de The Smiths.

Emma Watson en Las ventajas de ser un marginado

Emma Watson en Las ventajas de ser un marginado

El reparto esta plagado de gente joven que si bien apuntaban maneras en anteriores proyectos, en esta cinta comienzan a postularse como el futuro de la interpretación independiente americana, me refiero a Emma Watson (Mi semana con Marilyn) quien se ha quitado de un plumazo la etiqueta de “niña Harry Potter” y es capaz de enamorar a la cámara y a la audiencia, y Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin) que sigue imparable como en sus anteriores títulos y aquí muestra una nueva faceta que demuestra que es capaz de todo. Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo) no esta del todo mal, pero esta eclipsado ante dos los actores antes mencionados.

Las ventajas de ser un marginado aparte de ser una maravillosa cinta, con el tiempo se convertirá en una película generacional como actualmente lo es El club de los cinco de John Hughes, pero es muy posible que en estos momentos pase desapercibida por la cartelera debido a la gran afluencia de títulos candidatos a premios, y a que su campaña publicitaria no es fácil de focalizar en un espectador. Un cinta que con el tiempo será revindicada.

Lo mejor: Todo, desde su director hasta los actores pasando por la banda sonora.

Lo peor: Que no gozara del éxito que se merece debido a que es una cinta muy difícil de vender. Es una comedia dramática muy esperanzadora, un género muy difícil de promocionar.

Puntuación: 9/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: The perks of being a wallflower. Dirección: Stephen Chbosky. Interpretes: Logan Lerman (Charlie), Emma Watson (Sam), Ezra Miller (Patrick), Paul Rudd (Sr. Anderson), Mae Whitman (Mary Elizabeh), Kate Walsh (madre), Dylan McDermott (padre), Nina Dobrev (Candace), Joan Cusack (Dra. Burton), Johnny Simons (Brad), Melanie Lynskey (tía Helen). Guion: Stephen Chbosky; basado en su novela “Somos infinitos”. Producción: John Malkovich, Lianne Halfon y Russell Smith. Música: Michael Brook. Fotografía: Andrew Dunn. Montaje: Mary Jo Markey. Diseño de producción: Inbal Weinberg. Vestuario: David C. Robinson.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This