Las leyes de la termodinámica: La física del amor

Debo confesar que las comedias románticas no son el género que más me apasiona. De echo, la única cinta que me apasiona así es una comedia anti romántica como (500) días juntos. Aquella película consiguió que me sintiera identificado con lo que veía en pantalla y saliera del cine hecho polvo, con la sensación de que el amor no estaba hecho para mí. Muchas comedias románticas después, muchas decepciones más tarde, Mateo Gil (Proyecto Lázaro) ha conseguido crear una comedia romántica que me representa, que me ha removido por dentro y ha hecho que, al mismo tiempo que me reía de ciertas situaciones, haya rememorado amores del pasado, amores que no salieron bien y que hoy en día arrastro. Las leyes de la termodinámica es una propuesta original, diferente, que cuenta lo mismo que se ha contado muchas veces, pero de manera muy diferente, intentando establecer con una teoría química lo que el amor termina haciendo en nosotros y, porque no decirlo, que al final todo está posiblemente escrito.

Irene Escolar y Vito Sanz en Las leyes de la termodinámica

Irene Escolar y Vito Sanz en Las leyes de la termodinámica

Las leyes de la termodinámica tienen una particularidad muy suya: Es una película de ficción dentro de un documental científico. Mateo Gil consigue hacer que una especie de documental científico, con teorías y explicaciones complicadas, se convierta en algo que todos podamos entender, pues coge lo más sencillo para hacerlo. Y eso es el amor. Siempre estamos intentando saber si el amor surge por diferentes motivos, por física, por química o por simple atracción. Al final, lo que queda, es el amor o el sentimiento que entendemos por amor con esa persona. Mateo Gil lo propone mediante la termodinámica, una ley que habla sobre el calor en los diferentes cuerpos y lo cierto es que cada vez que la explicación científica coincide con el amor, destroza. No por ser algo duro, sino por ver cosas que quizás no hayamos visto jamás delante nuestra. Todo y cada una de las cosas que les pasa a los protagonistas, con las explicaciones científicas pertinentes, coincide con algo que hemos vivido todos y cada uno.

Y esos momentos, en más de una ocasión, puede provocar que nos pongamos las manos en la cara, que gritemos a la pantalla o que soltemos una carcajada no demasiado en buen momento. Y todo ello porque al final el protagonista somos nosotros. Somos nosotros porque como he ido repitiendo, todo lo hemos vivido nosotros. Nos hemos enamorado sin quererlo, nos hemos pillado por otras personas, nos hemos asumido una ruptura y no hemos tenido la sensibilidad suficiente a la hora de cortar con alguien. Y todo ello queda reflejado a la perfección. Así parece que la cinta es una comedia romántica muy poca comedia, pero lo cierto es que la cinta tiene muchos puntos que van a hacer que nos riamos a carcajada. Pero peca de repetitiva, no su historia, sino a la hora de querer ser tan detallista en su explicación científica hace que repita muchas veces planos, momentos, situaciones… eso pueden lastrarla y hacer que la gente salga de ella. Pero vuelven rápidamente por el carisma de Vito Sanz (Los exiliados románticos), Berta Vázquez (Palmeras en la nieve), Chino Darín (La reina de España), Vicky Luengo (Barcelona: Noche de invierno) o Juan Betancourt están inspiradísimos. Los cuatro están pletóricos en sus papeles y dejarán a más de uno con la boca abierta.

Juan Betancourt, Berta Vázquez y Vito Sanz por Las leyes de la termodinámica

Juan Betancourt, Berta Vázquez y Vito Sanz por Las leyes de la termodinámica

Las leyes de la termodinámica han llegado para hacernos viajar de nuevo a ese momento de nuestra vida en la que pudimos tener todo y lo echamos a perder de diferentes motivos, ya sea por nosotros o porque con lo que pensamos que los teníamos todo al final no lo era tanto. No es perfecta, al igual que la física, pero cumple con creces el hacernos pasar un buen rato. A mi me ha conquistado, me ha hecho recordar y querer aplicar las leyes de la temodinámica.

Lo mejor: La forma de contar la historia.

Lo peor: Reiteración en diferentes puntos y el desaprovechar a ciertos actores.

Puntuación: 7/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This