Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo: Mis problemas con las mujeres

Ya lo dice el dicho popular: “segunda partes nunca fueron buenas” (salvo en contadas ocasiones) y Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo no es ninguna excepción. Partiendo de un título que se presenta demasiado largo, la secuela de Blancanieves y la leyenda del cazador es un despropósito que aburre a los fans y no fans de la cinta original. Promocionada como precuela, esta nueva aventura del cazador, es una secuela pura y dura, mal rodada, mal escrita, y peor interpretada por todo su elenco con Chris Hemsworth (En el corazón del mar) a la cabeza. Nada funciona como debería en Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo.

Chris Hemsworth y Jessica Chastain en Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo

Chris Hemsworth y Jessica Chastain en Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo

Liam Neeson (Una noche para sobrevivir) nos narra (con su dulce y aterciopelada voz, y sin acreditar en los créditos de la cinta) la historia del cazador antes de conocer a Blancanieves, en un prólogo que se antoja más largo que título de la cinta, tanto que abarca los primeros 20 minutos de la cinta, algo incomprensible para un prólogo. Después de esto la cinta continúa donde la dejamos en Blancanieves y la leyenda del cazador, pero claro Kristen Stewart (American Ultra) no esta, y ahora hay que contar otro cuento. Basándose libremente en La reina de las nieves de Hans Christian Andersen, los guionistas de la cinta introducen a los actores que han podido contratar para esta secuela, que es una historia que va a rebufo de Frozen: El reino del hielo. Aunque aquí hay una dura competición por ver que hermana es más villana de las dos. El caso es que antes de los hechos acontecidos en la película original, la villana de aquella tenia una hermana, que tras unos duros acontecimientos decide exiliarse y no amar nunca más, a la par que crear un ejercito de milicianos que no tienen corazón. De aquí es donde surge el cazador, y donde este conoce a su mujer. Luego hay una tragedia y comienza lo que sería Blancanieves y la leyenda del cazador. Después de lo narrado en aquella, continua está, donde los fantasmas del pasado vuelven a florecer (con enanos y hadas de por medio). Por respeto a los espectadores no seguiré comentando el argumento, pero el caso es que el cazador se tiene que enfrentar a tres mujeres de una manera u otra.

Cedric Nicolas-Troyan, un especialistas en efectos visuales, debuta con esta cinta. El realizador francés presume de castillos y fondos digitales en una dirección que se presenta bastante plana, sin los sobresaltos espectaculares que la historia requiere. No es que la historia de para mucho, pero Cedric tampoco da la talla.

Emily Blunt y Charlize Theron en Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo

Emily Blunt y Charlize Theron en Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo

Hacia mucho tiempo que no veíamos un reparto en tan poca sintonía como el que presenta esta película. Consiguen hacer buena a la Stewart de la primera entrega. Hemsworth sigue con el mismo registro que en Los vengadores, pero con un hacha en vez de martillo. Emily Blunt (Sicario) se pasea todo el metraje con cara de “¿dónde me he metido?” y cuando cambia un poco de registro, no sabemos si pretende darnos pena o miedo. Jessica Chastain (La cumbre escarlata) se limita a poner ojitos al guapo de Hemsworth y de vez en cuando a saltar y brincar que es lo que su personaje más demanda. Hacia mucho tiempo que no se veía a dos actrices de prestigio tan mal. Queremos pensar que es efecto de los miles de remontajes que ha debido sufrir la cinta. La única que parece que disfruta un poco (los escasos minutos que esta en proyección) es Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera), y aun así no es ni la sombra de la interpretación que nos concedió en la primera entrega.

En resumen, se ha intentado copiar la fórmula del original, como veían que no cuajaba, se optó por hacer una precuela, y como veían que tampoco funcionaba, han acabado presentando un pastiche tan aburrido como mal preparado. Lo dicho, nada funciona como debería, y esperemos que Las crónicas de Blancanieves no se convierta en una trilogía, pues la historia no da para más.

Lo mejor: Lo guapa que sigue estando Charlize Theron.

Lo peor: Que no funciona en ningún momento.

Puntuación: 1/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This