La torre oscura: La casa por el tejado

Hay dos adaptaciones de las obras de Stephen King que me apasionan: La niebla y El resplandor. Son dos adaptaciones que me parecen sobresalientes y que dan tanto entretenimiento como una buena historia. La torre oscura, quizás, solo da una de ellas y no lo hace durante todo el metraje. Adaptar una obra que abarca ocho libros, pero que además no sigue ninguno de ellos, es complicado. La torre oscura no aburre, pero tampoco es una cinta que esté bien estructurada. Le falta chispa, ideas y un guion que no haga aguas cada cinco minutos y que para la unión de escenas tenga que recurrir a unas secuencias de acción que, en muchas ocasiones, están mal coreografiadas. La torre oscura se ha hecho deprisa y corriendo, sin pensar demasiado en querer crear una buena saga o un universo para el futuro. Los cimientos estaban, pero todo se comenzó a realizar por el tejado.

Idris Elba en La torre oscura

Idris Elba en La torre oscura

La torre oscura es una película que da por sentado demasiadas cosas. Entre ellas, que el espectador ha leído o tiene una cierta idea de lo que es la historia. Pero no, quitando la básico de que hay una torre que hace que el mal no entre en la Tierra, lo demás es difícil de seguir ¿Quiénes son los pistoleros? ¿Cómo llegan a ser quiénes son? Si no te has leído los libros, el universo y el mundo que te presentan queda reducido a la mitad. Exige, en parte al espectador, estar atento a los diálogos o las voces en off que pueda tener para más o menos entender la trama, pero después su hilo narrativo es unir escenas sin demasiado sentido o coherencia. Nuestros protagonistas van de un punto A al B, pero atraviesan C para que haya una escena de acción, visualmente espectacular, pero narrativamente sin demasiada ambición.

Y es que ese es otro fallo. La película tiene algunas escenas de acción que, lamentablemente, recuerdan a cintas que no debería. Concretamente, Alone in the dark. Hay una secuencia con un monstruo que parece sacada directamente de aquella horrible película de Uwe Boll. El monstruo mal hecho y la secuencia no podría estar peor rodada. Igual que la secuencia final, en donde se supone que el enfrentamiento épico va a ser eso, épico, termina convirtiéndose en una mofa de todo. Y es que tampoco aportan demasiado carisma o ganas de levantar esto los propios actores. Quizás el más entonado, porque se lo ha pasado como un enano, es Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club) haciendo de un villano pasado de rosca, que tiene el dudoso honor de la secuencia más involuntariamente cómica en una cocina. Idris Elba (Pacific Rim) lo intenta, desprende carisma, pero en el fondo parece que ha hecho la cinta únicamente para pasar expediente, ya que hay tramos de demasiada sobreactuación.

Matthew McConaughey en La torre oscura

Matthew McConaughey en La torre oscura

La torre oscura no aburre, pero tampoco es una oda al entretenimiento, y lo peor es que tiene un guion bastante pobre y mediocre. Era una idea buena, un buen libro para llevar a la gran pantalla, pero las ambiciones se han quedado cortas y las costuras se notan demasiado. Una lástima porque el elenco, la novela y el verano pedían un blockbuster palomitero de este calibre. Lástima que al final no vaya a ser este.

Lo mejor: Dura 95 minutos.

Lo peor: El guion hace aguas por todas partes.

Puntuación: 4/10

Un comentario

  1. Antonio /

    En general buen comentario sobre la película pues está bien para entretener pero como decís hace aguas porque da por hecho tantas cosas, vamos que por lo menos no hunde la posibilidad de hacer algo mejor. Y lo mejor queda en leer los libros y para entenderla.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This