La quinta ola: Futuro perdido

Los juegos del hambre tienen mucha culpa de todos esto. De que cada año haya una nueva saga distópica juvenil llamada a levantar millones dólares y con secuelas que, en muchos casos, son peores que la original. Así, hemos sido capaces de juntarnos con sagas como los mencionados Los juegos del hambre, La serie Divergente, El corredor del laberinto y ahora le toca el turno a La quinta ola. Y bueno, parece que la fórmula ya comienza a repetirse una y otra vez. La quinta ola es una mezcla entre Los juegos del hambre, La carretera, El incidente, Independence Day y, porque no decirlo, la serie V. Todo esto metido en una thermomix y presentado en un plato nos da La quinta ola. Y, sintiéndolo mucho, la calidad brilla por su ausencia.

Chloë Grace Moretz en La quinta ola

Chloë Grace Moretz en La quinta ola

Una cosa que no voy a negarle a La quinta ola es que su premisa, puesta a punto e inicio son lo mejor ¿La forma de desarrollar todo esto? Un desastre catastrófico. La idea de que unos alienígenas invaden la tierra está muy vista, pero que utilicen una especie de símil con las plagas de Dios es un buen punto. Hasta ahí, compro. Después, sólo quiero vender lo que he comprado. J. Blakerson (La desaparición de Alice Creed) se toma su tiempo en contarnos las cuatro olas anteriores, pero cuando llega el momento de la verdad, de dar personalidad a un relato que tiene mucho juego, el director se cae. La película entra en lo absurdo, en las frases lapidarias y en el aburrimiento. Todo está forzado, todo nos lo olemos a kilómetros y lo que es peor, da explicaciones de todo cuanto puede. No hay nada que el espectador pueda intuir por sí sólo, y si lo hay, ellos te lo explican después.

Tampoco ayuda mucho la introducción de personajes que no aportan nada a la trama, que están por hacer algo, pero que su papel no es fundamental. Al igual que la música introducida durante todo el relato. Machaca a cada instante, intentando dar epicidad a las acciones de nuestros protagonistas, los cuales ni siquiera se molestan en esforzarse en mostrar que hay una amenaza latente y que sus vidas corren peligro. Y en medio de todo Chloë Grace Moretz (Dark Places). Pensaba que nunca iba a ver a esta actriz realizando un mal papel, pero si, aquí hace una de sus peores interpretaciones. Y no porque no se esfuerce en lo contrario, pero es que no para más la historia ni su personaje. Y luego bueno, los dos hombres que se pelearán por ella, cada cual más soso, sin alma y si nada. Si al menos los actores estuvieran bien, pero ni eso.

Maika Monroe en La quinta ola

Maika Monroe en La quinta ola

La quinta ola es de esas películas que únicamente se hacen para seguir en busca de la próxima película que cubra el hueco dejado por Los juegos del hambre. Las distopías juveniles ya empiezan a cansar y ser aburridas, y lo peor, no aportan nada relevante. Esperemos que el público no dé el beneplácito a este nuevo intento de saga, pues este primer cartucho es malo, muy malo. Una muestra más de que las ideas brillan por su ausencia. Además, la saga literaria aún está inconclusa, por lo que no entiendo demasiado como alguien se ha lanzado a la palestra para adaptar una historia que aún no ha terminado. Una pérdida inmensa de tiempo.

Lo mejor: La premisa.

Lo peor: Desde el minuto 10 todo va cuesta abajo.

Puntuación: 2/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: The 5th wave. Dirección: J. Blakeson. Interpretes: Chloë Grace Moretz (Cassie Sullivan), Liev Schreiber (Coronel Vosch), Maria Bello (Sargento Reznik), Maika Monroe (Ringer), Ron Livingston (Oliver Sullivan), Maggie Siff (Lisa Sullivan), Nick Robinson (Ben Parish/Zombie), Alex Roe (Evan Walker). Guion: Susannah Grant, Akiva Goldsman y Jeff Pinkner; basado en la novela de Rick Yancey. Producción: Tim Headington, Graham King, Tobey Maguire y Matthew Plouffe. Música: Henry Jackman. Fotografía: Enrique Chediak. Montaje: Paul Rubell. Diseño de producción: Jon Billington. Vestuario: Sharen Davis.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This