La pesca del salmón en Yemen: Amor y sedal

La nueva película de Lasse Hallström, aclamado director de joyas como Chocolat o Las normas de la casa de la sidra, esta basada en la novela del mismo titulo de Paul Torday, y se queda un poco en tierra de nadie, debido a un segundo acto muy repetitivo y aburrido, y una conclusión muy precipitada. La pesca del salmón en Yemen, dista mucho de texto original, en lo que a la crítica política se refiere, pues en la cinta, salvo unos simpáticos apuntes, toda la sátira hacia la política británica se ha visto disuelta por la historia de amor.

Fotograma de La pesca del salmón en Yemen

Fotograma de La pesca del salmón en Yemen

Un jeque árabe se propone trasladar la pesca de salmón a su país, cuando este no reúne las condiciones. La jefa de prensa del primer ministro británico ve en este gesto, una cortina de humo para ocultar los sucesos violentos que ocurren con el pueblo árabe. La gestora inglesa del jeque se ponen en contacto con un chico de medio ambiente para llevar a cabo dicho proyecto. Ambos se encuentran en un estado de soledad en lo que a sus parejas se refiere, por lo que de un momento a otro es casi seguro que surgirá la chispa del amor entre ellos.

Simon Beaufoy, conocido guionista de Slumdog millionaire, intenta contarnos una historia de amor entre sketches de sátira política, que no termina de convencer, primero por que su desarrollo es muy lento, y segudo por que el acto central esta plagado de ahora si, ahora no, ahora si, ahora no, para acabar con un final precipitado donde en un plano a un hombre le rompen el cuello.

Con el plano anterior quería referirme a que en algunos momentos no sabemos muy bien ante que tipo de cinta nos encontramos. Lasse Hallström parece que se ha olvidado del las interesantes historias que sabia narrar a principios de siglo, y sigue ofuscado en encontrar alguna atisbo de conexión con la audiencia, algo que ya le paso con las poco interesantes y malas películas: Querido John o Hachiko (Siempre a tu lado).

Ewan McGregor en La pesca del salmón en Yemen

Ewan McGregor en La pesca del salmón en Yemen

Si que debemos alabar el excelente casting que tiene al película, desde un Ewan McGregor (Trainspotting) majestuoso en su papel de un tonto listo como se suele decir, hasta Kristin Scott Thomas (El paciente ingles) quien parece que ha nacido para ese papel de jefa de prensa, sin olvidarnos de la guapísima y encantadora Emily Blunt (El diablo viste de Prada) quien es capaz de engatusar a toda la audiencia solo con su mirada. Sin duda lo mejor de la cinta.

En resumen, nos encontramos ante una cinta que pretende agradar a todos los públicos, y lo hubiera conseguido si no llega ser por ese segundo acto donde están dando vueltas todo el rato sobre y lo mismo, y parecen no encontrar la salida. Esperábamos mucho más de la adaptación de un libro que dicen que un una bonita historia con mucha sátira política.

Lo mejor: Los actores.

Lo peor: El segundo acto.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

Reino Unido. Título original: Salmon fishing in the Yemen. Dirección: Lasse Hallström. Interpretes: Ewan McGregor (Dr. Fred Jones), Emily Blunt (Harriet Chetwode-Talbot), Kristin Scott Thomas (Patricia Maxwell), Amr Waked (jeque Mohamed ben Zaidi bani Tihama). Guion: Simon Beaufoy; basado en la novela de Paul Torday. Producción: Paul Webster. Música: Dario Marianelli. Fotografía: Terry Stacey. Montaje: Lisa Gunning. Diseño de producción: Michael Carlin. Vestuario: Jane Marcantonio.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This