La novia: Pasión lorquiana

Federico García Lorca escribía con una pasión desmesurada. Sus obras, clásicos de la literatura castellana, han sido llevadas pocas veces al cine, y siempre sin esa pasión ni emoción que el literato impregnaba en sus obras. Ahora, Paula Ortiz (De tu ventana a la mía) acepta el reto de adaptar Bodas de Sangre, una de las mejores obras de Lorca. La novia es, por méritos propios, la mejor película española del año. Desde su concepción como poesía visual, hasta la forma en la que está narrada hacen que cada minuto de la cinta sea mágico, emocionante y de una pasión fuera de lo común. Paula Ortiz consigue acertar con todo lo que tiene entre manos, convirtiendo a esta novia en un clásico español desde ya. Magnífica.

Álex García e Inma Cuesta en La novia

Álex García e Inma Cuesta en La novia

Relatar la historia de Bodas de Sangre sería hacerle un flaco favor a la cinta, así que todo cuanto se debe saber de ella es que gira en torno a un trío amoroso lleno de celos, viejas dichas y nuevas venidas. Hasta un final de una belleza y un dolor que conseguirán que te agarres a la butaca y, quizás, caigan las lágrimas al contemplarlo. Lorca era poesía, por ello Paula Ortiz sabe que su película tenía que ser también poesía. Esta vez en movimiento. Desde el primer fotograma de la cinta, sabes que lo que vas a ver no es la típica película. Que será algo más. Algo más sesudo, más pensado y lleno de matices. Ver simplemente la superficie de la misma sería quedarse corto del significado de la misma. Por ello La novia también es la cinta más compleja del año.

Compleja por todo lo que cuenta y como lo cuenta. Es una historia de amor. Si. Pero también es una historia de personajes, de celos, de rencores, de esa España castiza, pasada, que tenía a todos maniatados y que no permitía que se saliera de la norma establecida. Paula se lo salta en su forma de dirigir, siempre pendiente de los personajes, con planos detalles y primeros planos de los mismos, haciéndonos ver lo que pasa por sus cabezas. Y esto también se debe al buen hacer del casting, empezando por una soberbia Inma Cuesta (Los miércoles no existen). Su papel puede estar llenos de premios, pero el principal reconocimiento que debe hacerse es que es la novia que buscaba Lorca. Asier Etxeandía (Ma ma) y Álex García (Hablar) completan el trío amoroso, donde el más acertado es Asier, con esa fuerza que lo tiene siempre cogido y no suelta. Álex, sintiéndolo mucho, no alcanza el nivel.

Inma Cuesta en La novia

Inma Cuesta en La novia

Pero lejos de todos los focos se encuentra Luisa Gavasa (Para Elisa). La veterana actriz se come todo lo que tiene delante. Sus apariciones en pantalla son de otro mundo, consigue dotar a la escena de la rabia, de la intensidad y de la pasión con la que Lorca describió a su personaje. Ella es la auténtica reina de la función. Aunque también hay que hablar de Carlos Álvarez Novoa (Asesinos inocentes), que desgraciadamente falleció antes del estreno de la película. La novia es la cinta española del año, no hay discusión, es hermosa en su forma y en su contenido y deja entrever que los directores que se abren camino tienen mucho que decir. Una obra maestra.

Lo mejor: Todo.

Lo peor: Algunos no apreciarán su belleza más allá de lo estético.

Puntuación: 9/10

Ficha artística y técnica

España y Alemania. Dirección: Paula Ortiz. Interpretes: Inma Cuesta (la novia), Álex García (Leonardo), Asier Etxeandía (el novio), Leticia Dolera (Mujer de Leonardo), Manuela Vellés (Muchacha 1), María Alfonsa Rosso (Mendiga), Mariana Cordero (Suegra), Ana Fernández (Vecina), Luisa Gavasa (Madre), Carlos Álvarez-Nóvoa (Padre). Guion: Paula Ortiz y Javier García; basada libremente en la obra “Bodas de sangre”, de Federico García Lorca. Producción: Alex Lafuente y Rosana Tomas. Música: Dominik Johnson y Shigeru Umebayashi. Fotografía: Migue Amoedo. Montaje: Javier García. Diseño de producción: Jesús Bosqued y Pilar Quintana. Vestuario: Arantxa Ezquerro.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This