La mina (The Night Watchman): Terror en la América profunda

Jack sale de la cárcel y vuelve a casa. Su hermano, Mike… que además es el pastor del pueblo, ha sido quien ha cuidado de Alma, su mujer, y de Raymond, su hijo. Además, Mike es quien le consigue a Jack un trabajo como vigilante nocturno en la mina abandonada del pueblo, lugar en el que han ocurrido terribles sucesos 25 años atrás. Esta es la propuesta inicial de La mina (The Night Watchman), película dirigida por Miguel Ángel Jiménez (Chaika) que se adentra en la América más profunda. Una película llena de suspense, temores muy reales y obsesiones varias. Quizás antes de seguir leyendo tendríais que saber que el inicio de la película, con unos créditos sobre una canción de música country y paisajes rurales de EEUU es toda una declaración de intenciones de la película en sí misma. La mina (The Night Watchman) esta protagonizada por los actores norteamericanos Jimmy Shaw (El ministerio del tiempo) y el debutante Matt Horan (líder de la banda musical Dead Bronco), además de la canaria Kimberley Tell (Buscando el norte). La película es una producción española de Impala con respaldo de TVE.

Matt Horan en La mina (The Night Watchman)

Matt Horan en La mina (The Night Watchman)

La mina (The Night Watchman) es una mezcla bastante bien balanceada e thriller, drama rural y horror con una puesta en escena muy interesante. A nivel visual es una película que entra muy bien por los ojos. Su director sabe aprovechar los estupendos decorados y exteriores que muestra la cinta. Atentos, porque el reparto también está francamente muy bien.

Una película que hay que saborear despacio, porque su ritmo es pausado, como el protagonista, para llegar a un final que os dejará sin aliento. Viendo la película no puedes dejar de pensar que pasaría si John Sayles (Lone Star) se fusionase con Rob Zombie (The lords of Salem). Tiene toques de ese drama rural de la América más profunda (como por ejemplo Martha Marcy May Marlene) en el que el terror, el fanatismo y las obsesiones se entremezclan creando una atmósfera enfermiza y asfixiante. Si ahora contamos más referencias (mucho más explícitas) que muestra La mina (The Night Watchman) en pantalla seguramente lo único que haremos sea fastidiar la sorpresa de un final alucinante y aterrador digno del cine de terror más brutal y salvaje.

Kimberley Tell en La mina (The Night Watchman)

Kimberley Tell en La mina (The Night Watchman)

En resumen, con La mina (The Night Watchman) vamos a ver una película que si bien no es perfecta (¿cuantas lo son?) si que muestra ideas interesantes. Quizás con los materiales que tenía el director podría haber montado una historia más sorprendente, pero tampoco creo que esa fuera la intención de Miguel Ángel Jiménez.

Lo mejor: La fotografía y la ambientación están realmente bien cuidadas.

Lo peor: Le falta fuerza en la historia.

Puntuación: 6/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This