La leyenda de Tarzán: Aventura estándar

Enésima adaptación de la inmortal obra de Edgar Rice Burroughs, Tarzán, que ahora Warner Bros. pretende convertir en franquicia, y que arranca con esta primera aventura titula La leyenda de Tarzán. Dirigida, como un encargo más, por el impersonal de David Yates (Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte 2) y protagonizada por los interesantes Alexander Skarsgård (Zoolander 2) y Margot Robbie (La gran apuesta), La leyenda de Tarzán es un entretenimiento poco novedoso que no aburre pero tampoco nos cuenta nada nuevo.

Alexander Skarsgård y Samuel L. Jackson en La leyenda de Tarzán

Alexander Skarsgård y Samuel L. Jackson en La leyenda de Tarzán

Los ingleses requieren de los servicios de Lord Greystoke para que vaya al Congo a poner un poquito de orden. A Lord Greystoke AKA Tarzán no le hace mucha gracia regresar pero su chica, Jane Clayton, esta emperrada en ir. Cuando llegan allí descubrirán que todo es una trampa para intercambiar al rey de los monos por diamantes. Paralelamente a esta aventura se nos cuenta el origen de Tarzán mediante flashbacks insertados en medio de la aventura. La historia es la que es y no da para más. Aquí se ha hecho un poco de hincapié en las relaciones entre Inglaterra y África, pero como punto de partida. La leyenda de Tarzán es la típica película de aventuras que hemos visto infinidad de veces que entretiene, pero no tiene una historia tan potente como para ser recordada.

David Yates es un tipo solvente pero carente de personalidad propia. Mismo le da Tarzán que Harry Potter, que no notamos una especial pasión por ninguno de los personajes. Tampoco ayuda que al estar saltando temporalmente durante todo el metraje, llega un momento donde no sabemos muy bien donde estamos, si en la aventura principal o en los flashbacks. Luego tiene algún que otro momento reseñable, pero más por efectos especiales que por técnica, como son el momento del tren y el momento estampida. Relativo a este apartado hay que apuntar que el diseño digital de los monos esta especialmente cuidado, y a pesar de su integración en la imagen principal, no llega a sorprender pues ya lo hemos visto en otras cintas como El amanecer del planeta de los simios.

Margot Robbie en La leyenda de Tarzán

Margot Robbie en La leyenda de Tarzán

Skarsgård da bastante bien en cámara y compone un Tarzán bastante fornido y serio que hará las delicias de publico femenino de la sala. Lo mismo ocurre con su compañera Robbie, que hará las delicias del publico masculino de la sala, con un personaje de “damisela en apuros”. La nota de humor la pone Samuel L. Jackson (Los odiosos ocho), que ejerce de acompañante de Tarzán en todo su aventura haciendo mil y una gracias, y poniéndose en situaciones ridículas. Jackson es el payaso de este circo, y le sienta bien. El villano de la función recae en Christoph Waltz (Spectre) en modo “piloto automático”. Llega un momento en que no diferenciamos a este malo de otro interpretado por el actor austriaco.

En resumen, La leyenda de Tarzán es un película de domingo por la tarde para disfrutar en familia y ya esta. Es una aventura añeja, que distrae pero que se quede en eso, en un simple distracción. Algunos momentos (en especial aquellos que Tarzán salta de liana en liana) recuerdan al clásico de Disney de 1999, y con ello se engatusara a mucho espectador infantil e incluso algún nostálgico, pero aquella versión era infinitamente superior a esta nueva adaptación.

Lo mejor: Los monos digitales y el bufón de Samuel L. Jackson.

Lo peor: Su montaje en algunos momentos resulta confuso.

Puntuación: 4/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This