La buena mentira: Tú a Boston y nosotros a Kansas

Durante la segunda guerra civil en Sudán (1983-2005), miles de niños huérfanos acabaron en Estados Unidos gracias a proyectos humanitarios. La buena mentira se inspira en estos hechos para contarnos la historia de 4 hermanos que llegaron a la tierra de las oportunidades. Dirige el canadiense Philippe Falardeau (Profesor Lazhar), y el reclamo publicitario es la ganadora del Oscar, Reese Witherspoon (Agua para elefantes). Apuntamos reclamo ya que esta es una secundaria en la cinta y se esta promocionando como si fuera la protagonista.

Reese Witherspoon y Ger Duany en La buena mentira

Reese Witherspoon y Ger Duany en La buena mentira

Un montón de niños huyen de la guerra de un lado para otro por la zona de Sudán. Por el camino se van quedando algunos, no todos lo consiguen. Finalmente llegan a un campamento de refugiados. Allí, años después y gracias a las ONGs, tres chicos y una chica que se quieren como hermanos, logran salir hacia la tierra de las oportunidades, pero al llegar allí los chicos serán enviados a una punta y la chica a otra. Esta es la trama general de La buena mentira, que si no fuera por su interesante puesta en escena y la labor de sus actores, caería en el saco de telefilms de sobremesa. La cinta arranca con ellos de pequeños en Sudán, y ese largo viaje que ocupa casi un tercio de la cinta. Esta parte es quizá la más lenta, pero es necesaria para comprender ciertas tramas con las que nos abordan casi llegando al final. La historia gana mucho cuando llegan a USA y les vemos enfrentarse a una realidad que para ellos parece ciencia ficción, McDonald´s, teléfonos, móviles, cereales… sin duda muchos grandes momentos.

Philippe Falardeau enfoca la cinta casi de manera documental, en especial en todo lo que se narra en Sudán. Ya cuando llegan a USA es más tradicional pero sin llegar a resultar efectista. No pretende emocionar, pretende contar la historia de estos cuatro refugiados. A tener por el ritmo que la cinta coge en su ultimo tercio, nos arriesgamos a decir, que ha tenido que sesgar mucho la cinta para hacer de ella un producto enteramente comercial.

Corey Stoll en La buena mentira

Corey Stoll en La buena mentira

Como apuntábamos en la introducción Reese Witherspoon no es la protagonista de la cinta. Witherspoon no aparece hasta el minuto 40 aproximadamente de metraje y luego sus intervenciones son concretas. Es verdad que sus personaje es clave en la historia principal, pero es un papel secundario. Los verdaderos protagonista, que son los cuatro hermanos, interpretados por los poco conocidos Arnold Oceng, Ger Duany, Emmanuel Jal, y Kuoth Wiel. Todos ellos están estupendos, muy creíbles, en especial los dos primeros. Secuencias como cuando llegan a McDonald´s, el trabajo en el supermercado, o la convivencia de ellos en su apartamento americano, así lo atestiguan. También se pasea por la cinta el actor de moda Corey Stoll (Ahí os quedáis) muy correcto como siempre.

En resumen, La buena mentira es una cinta interesante y entretenida que muestra la cara más amable de un proyecto humanitario que muchos desconocíamos. Es una cinta que intenta mostrarnos todo aquello que tenemos y muchas veces no sabemos valorar.

Lo mejor: Nuestras situaciones cotidianas desde el punto de vista de los niños huérfanos.

Lo peor: Su primer tramo parece un documental de la 2 y puede llegar a causar somnolencia.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

Kenia, India y USA. Título original: The good lie. Dirección: Philippe Falardeau. Interpretes: Reese Witherspoon (Carrie), Corey Stoll (Jack), Sarah Baker (Pamela), Arnold Oceng (Mamere), Ger Duany (Jeremiah), Emmanuel Jal (Paul), Kuoth Wiel (Abital). Guion: Margaret Nagle. Producción: Brian Grazer, Ron Howard, Thad Luckinbill, Trent Luckinbill, Molly Smith. Música: Martin Leon. Fotografía: Ronald Plante. Montaje: Richard Comeau. Diseño de producción: Aaron Osborne. Vestuario: Suttirat Anne Larlarb.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This