La bruja: Terror sobrevalorado

A la hora de enfrentarte a La bruja ocurren varias cosas, quizás la más importante sea que la ves con ojos analíticos fijándote en todo lo que pasa en pantalla y así, quizás, también te unas al grupo de personas que ven en la película la obra definitiva de terror de la última década. Pero claro, ocurre que tu cabeza no puede dejar de pensar en que lo que ves no es más que otra película de ¿terror? psicológico, estupendamente ambientada e interpretada de maravilla. No es mala película y sus imágenes te atrapan, pero el resultado final dista mucho de ser la obra maestra que tanto nos han querido vender. Es un gran debut, pero deja todo en manos de la puesta en escena y se olvida en muchas ocasiones de la coherencia o trabajar algo más el guion.

Anya Taylor-Joy en La bruja

Anya Taylor-Joy en La bruja

La bruja bebe mucho de la ambientación de la Inglaterra del siglo XVII y de todas las leyendas y cuentos sobre brujerías. Su inicio es muy bueno, poniendo en el tablero las fichas que vamos a ver moverse durante la partida. Y lo malo es que esa partida cambia mucho de lado. No se puede pretender que una película alcance el éxtasis comenzando de una manera y terminando de una mucho más drástica. La bruja funciona cuando es sutil, cuando mete el miedo en el cuerpo por sus insinuaciones, pero me pierde cuando se pone metafórica, agresiva, violenta y la fantasía recorre el relato. Es por eso que el último tercio de la película no me termina de convencer, parece más de lo mismo y encima en su final se le va de las manos con el tema fantástico.

Es por eso que La bruja esta sobrevalorada. Se están ensalzando cosas que en otras películas no se ensalzan tanto. Cuando se estrenó Babadook o It Follows, en muchas ocasiones fueron denostadas diciendo que este nuevo terror “indie” no era el terror que muchos querían ver. Ahora, llega La bruja, que sigue las mismas claves que las otras, pero tiene una gran ambientación. Pero si anteriormente ya se hizo esto y fue malo ¿por qué ahora es bueno? Abreviando, La bruja no es mala película y tiene en la ambientación y en las interpretaciones (en especial la de los niños, que consiguen convencer con sus sinceras reacciones) sus bazas más fuertes.

Ralph Ineson en La bruja

Ralph Ineson en La bruja

La bruja tenía el potencial para ser realmente una obra maestra del terror si hubiera seguido sus líneas iniciales y no echarlo todo por la borda al final. Aunque tenga muchos fallos, es una película que gustará a los fans.

Lo mejor: La ambientación y su primera hora.

Lo peor: Que termina sucumbiendo a lo de siempre.

Puntuación: 5/10

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This