La batalla del año: Danza invisible

Casi un año después de su estreno en su país de origen, Estados Unidos, llega a nuestras pantallas esta cinta sobre el campeonato mundial de breakdance, titulada La batalla del año, en honor al nombre de dicho campeonato. Mal dirigida, mal interpretada, un guión que hace aguas por todos los cuatro costados, es el dictamen de una cinta que tenia que haber sido relegada al mercado de televisión o video por demanda.

Steve Terada en La batalla del año

Steve Terada en La batalla del año

Los guionistas Brin Hill y Chris Parker (El cielo es real)  han querido adaptar al formato narrativo y más cinematográfico el multipremiado documental Planet B-Boy de Benson Lee (director, no por casualidad, de esta cinta), añadiéndole algo de historia, para hacerla más asequible a todos los mercados. De esta manera La batalla del año cuenta como los bailarines más “cool” de breakdance de EE.UU. son llamados a filas para montar un Dream Team, capitaneados por un entrenador de ¿baloncesto?. El equipo de ensueño solo estará formado por 13 estrellas, así que hay que hacer criba. Entre todos los presentados están lo mejor de cada barrio, quienes tienen unos egos, a la altura de las estupideces que dicen por sus grandes bocas. Una vez que el grupo esta montado, marcharan a Francia a competir por el títulos de mejores bailarines del mundo. El guión es un autentica calamidad, de los 13 candidatos finales no sabemos la historia de la mitad de ellos. Algunos desaparecen o son expulsados y luego son llamados otra vez, y aquí nadie avisa al espectador. Tampoco queda muy claro la entrada en escena de un personaje femenino que no aporta nada, pues si lo borramos de la película no pasa nada. De el trauma del entrenador de baloncesto hablamos en otro momento, pues tampoco aporta mucho a la narración salvo para mostrarle con más malas pulgas durante todo el metraje.

El ¿director? Benson Lee, realizador, editor, productor, cámara, y eléctrico del documental en el que se inspira la película, es otro de los fallos de la cinta. Lo importante en una cinta de bailes como esta, son captar bien las coreografías. Pues bien, Benson no da ni una, generales que se quedan cortos, demasiados insertos del publico en plenos bailes… y repetición de planos (atentos a ese en el que se todas las noches un miembro del Dream Team, se escapa a través de una alambrada). Una autentica catástrofe.

Josh Peck y Josh Holloway en La batalla del año

Josh Peck y Josh Holloway en La batalla del año

Dentro del elenco artístico encontramos a Josh Holloway (Sabotage), quien parece estar de resaca durante toda la función. Se limita a poner cara de mala leche hasta los últimos 5 minutos cuando suelta su discurso. También se pasean, con lagrimas artificiales en los ojos, Josh Peck y el ex novio de Rihanna, Chris Brown (Ladrones), quien anima algo la función, pero solo por su peinado rubio oxigenado.

En resumen, La batalla del año es un desastre de principio a fin. No puede convencer ni a los fans más acérrimos de esta modalidad de baile, pues es imposible, que salvo un par de saltos, vean bien una coreografía. En otra época hubiera sido carne de estantería de videoclub.

Lo mejor: La reportera de Telecinco que retransmite el campeonato.

Lo peor: La dirección, el guión, los actores…

Puntuación: 1/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Battle of the year. Dirección: Benson Lee. Interpretes: Josh Holloway (Jason), Laz Alonso (Dante), Josh Peck (Franklyn), Chris Brown (Rooster), Caity Lotz (Stacy). Guion: Brian Hill y Chris Parker; basado en un documental de Benson Lee. Producción: Beau Flynn, Amy Lo y Tripp Vinson. Música: Christopher Lennertz. Fotografía: Michael Barrett. Montaje: Alessandra Carlino y Peter S. Elliot. Diseño de producción: Chris Cornwell. Vestuario: Soyon An.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This