It Follows: Terrorífica sexualidad

Planos de situación. Acto seguido vemos a una chica salir corriendo de su casa. No sabemos de que huye pero lo hace con mucho miedo. Su padre la llama. Ella entra en casa y sale. Se monta en un coche y se va. Fin del plano de secuencia. Cinco minutos después la chica aparece muerta. Bienvenido a It Follows. Con esta presentación David Robert Mitchell (El mito de la adolescencia) pone las cartas sobre la mesa sobre lo que va a ser una de las películas más angustiosas, que no terroríficas del año. Además, el director se las apaña para ridiculizar de alguna manera todos los tópicos del cine de terror y dejar entrever su admiración por John Carpenter (La noche del Halloween). Pero sin duda, en lo que más pone empeño es en el sexo, tanto como el miedo a tenerlo o el hecho de poner en una película de terror el mito de la muerte después del sexo.

Keir Gilchrist y Maika Monroe en It Follows

Keir Gilchrist y Maika Monroe en It Follows

It Follows se pone incluir en esa nueva corriente que va imponiéndose en el cine de terror de actual. Un terror indie, de bajo presupuesto donde el insinuar se lleva más que el mostrar. Babadook fue una de las grandes sorpresas del año. Su terror familiar, dejando de lado los sustos cada cinco minutos por mostrar los monstruos interiores que salen de una madre soltera. It Follows sigue esa línea de no mostrar las cosas más desagradables. Su miedo se muestra en diferentes personas andando hacía nuestros protagonistas. Para matarlos. Nadie puede verlos. Sólo quienes estén con la maldición ¿Qué maldición? La del sexo. Aquí el sexo se utiliza como el instrumento para pasar la maldición de una persona a otra, dejando entrever la importancia del sexo en la sociedad actual y el monstruo que puede perseguir a esas personas que sólo usan el sexo sea cuando sea y con quien sea.

David Robert Mitchell hila muy bien la historia. Dirige con una fuerza perfecta, deja intuir con lo que se ve en pantalla. Dice más con el encuadre que con lo que quiere decir exactamente con sus protagonistas. Hay planos de todo tipo. Una muestra del talento emergente que esta despuntando en el cine de terror. Pero esta también peca en su guión. Cierto que te tiene hipnotizado desde el principio. Pero a medida las trampas y los pequeños fallos del guión se dejan ver. Según la maldición, sólo se puede trasmitir haciendo el amor y que el “ser” te mate. ¿Y si mueres por muerte natural?¿Por que el “ser” llega a nuestra victima y no la mata y se pone a jugar con su pelo? Hay cosas inexplicables que dejan mucho que desear de la historia. Pero bueno, son pequeños fallos que no influyen a la hora de disfrutar la película.

Maika Monroe en It Follows

Maika Monroe en It Follows

En cuanto a los actores, Maika Monroe (The Guest) sigue siendo una de las actrices jóvenes más prometedores de Hollywood. Aunque hay que decir que se esta convirtiendo en la actriz que más sufre en una película. Con The Guest y esta, la actriz se pasa la película corriendo, gritando y sufriendo lo que no está escrito. El resto de los actores cumplen sin más, pero para esta película no hace falta más. It Follows es una de las películas de terror más recomendable del año. No es perfecta, pero después de ver todo lo que se ve en el cine de terror actual te deja buen sabor de boca. It Follows cumple con creces.

Lo mejor: La dirección de David Robert Mitchell y Maika Monroe.

Lo peor: Esos pequeños fallos de guión que hacen empeorar un poco la historia.

Puntuación: 7/10

Ficha artística y técnica

USA. Dirección y guion: David Robert Mitchell. Interpretaes: Maika Monroe (Jay Height), Keir Gilchrist (Paul), Daniel Zovatto (Greg Hannigan), Olivia Luccardi (Yara), Lili Sepe (Kelly Height). Producción: Rebecca Green, David Kaplan, Erik Rommesmo y Laura D. Smith. Música: Rich Vreeland. Fotografía: Mike Gioulakis. Montaje: Julio Perez IV. Diseño de producción: Michael Perry. Vestuario: Kimberly Leitz.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This