Inside: Madre no hay más que una

Miguel Ángel Vivas (Extinction) dirige, y Jaume Balagueró ([REC] 4: Apocalipsis) escribe, el remake del clásico de culto de terror Al interior, una de las cintas más salvajes que ha parido el cine francés durante la pasada década. Los artistas españoles firman un encargo muy americano que pierde algo de gracia con respecto al original, pero funciona como entretenimiento a pesar de sus fallos y defectos. Rachel Nichols (Tokarev) y Laura Harring (Inland Empire) protagonizan este duelo basado en el inmortal debut de los directores Alexandre Bustillo y Julien Maury.

Rachel Nichols en Inside

Rachel Nichols en Inside

Una mujer embarazada y su marido tienen un accidente de tráfico. Este último fallece y ella se queda algo sorda de un oído. La noche en la que ella va a dar a luz recibe una visita inesperada en su casa. Una mujer se presenta en la puerta de su casa con la intención de robarle el bebé una vez haya nacido. Esta es la premisa de Inside, que dice basarse en hecho reales, algo que puede añadir algo de morbo a la ecuación (o restarle puntos según el punto de vista). El caso es que el guion es muy sencillo, pero para intentar acumular tensión, hay momentos que se antojan repetitivos. En su estructura recuerda muchas cintas de los años ochenta donde el psicópata acechaba a una familia, salvo que en esta ocasión es un uno contra uno.

Vivas conoce muy bien las reglas del juego y obviando casi en su totalidad el gore de la versión original. El director sevillano nos sirve una cinta muy preparada para el gran público. Tiene sangre, y algún que otro momento de sobresalto (ese momento uña) pero quienes esperen ver el remake plano por plano de la cinta gala, que se olviden. Inside es un producto para que el mercado anglosajón lo consuma rápidamente, y mucha sangre le restaría público. Vivas también se da el placer de jugar con muchas metáforas visuales, en especial en el tramo final de la cinta, algo que le da a Inside un toque de autor interesante. Teniendo en cuenta que más de tres cuartos de la cinta se narra en una casa, Vivas vuelve (ya lo hizo en Secuestrados) a sacar todo el provecho posible a la localización.

Laura Harring en Inside

Laura Harring en Inside

El duelo interpretativo se salda con un una clara vencedora, Laura Harring. La actriz de origen mexicano vuelve a resultar inquietante y “se merienda” a su compañera en casi todos los duelos interpretativos. Nichols muy guapa, grita mucho, y con cara de angustia cada 2 minutos, intenta salir del paso como puede.

En resumen, Inside es un remake de encargo para un público mainstream. ¿necesaria? pues no. ¿aporta algo nuevo al género? tampoco. Pero hay muchas cintas así, que vienen firmadas por directores americanos y apenas se reprocha nada (o casi nada). Inside pasó por el pasado Festival de Sitges donde no tuvo una recepción muy entusiasta debido al culto que tiene rendido al original, que todo sea dicho, tampoco es una obra maestra del género.

Lo mejor: Desde el minuto uno no engaña a nadie respecto al producto que es.

Lo peor: Demasiados momentos déjà vu

Puntuación: 5/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This