Hijos de la medianoche: Que el pobre sea rico y el rico sea pobre

Variedad en cartelera. A fin de cuentas, ¿Quién no quiere eso?. ¿A quién no le gusta ir al cine y ver distintas posibilidades a la hora de elegir?. Comedias, velocidad, thrillers…todos ellos se amontonan ahora en las salas. De cuando en cuando entre todas esas películas con tanta publicidad televisiva, esas a las que se da tanto bombo, también hay otras que aunque pasan desapercibidas tienen algo que contar, y que para mucha gente pueden resultar interesantes. Ejemplo de ello es la nueva película de la directora indocanadiense Deepa Mehta (Freda y Camilla). La cineasta, que ha hecho carrera en India, Estados Unidos y Canadá y que nos puede sonar por haber dirigido la tetralogía de Fuego (1996), Tierra (1998), Agua (2005) y Cielo (2008), nos trae con Hijos de la medianoche, la adaptación de la famosa novela homónima del escritor británico Sir Salman Rushdie. Rushdie, que ejerce como guionista de la película, cosechó un éxito tan grande con este título que algunas editoriales la consideran uno de los grandes libros del siglo XX. Por lo tanto, la película es un proyecto cuanto menos ambicioso.

Charles Dance en Hijos de la medianoche

Charles Dance en Hijos de la medianoche

El argumento principal se basa en la vida de unos cuantos chicos, en especial en uno de ellos llamado Saleem. Su vida es diferente, y obtienen algunos dones porque nacieron en la medianoche del 15 de agosto de 1947, justo el día el que India alcanzó la ansiada independencia. La voz en off del joven Saleem nos narrará su vida incluso desde antes de que el naciera. Se nos muestra como se conocieron sus abuelos y sus padres, para después centrarse en la historia de su vida desde la niñez hasta una madurez dura y llena de tormentos, ya que al final descubrirá que su vida no era la que realmente le pertenecía. Hijos de la medianoche tiene bastantes personajes, pues es una trama que acoge la vida de una persona y hay mucha gente presente en ella, pero no obstante, no cuesta entender quien es quien. Lo de quedarse con los nombres ya es más difícil.

Shahana Goswami en Hijos de la medianoche

Shahana Goswami en Hijos de la medianoche

Ahora vienen los verdaderos pros y contras de la cinta. Al ser una adaptación de una novela tan conocida, quiere abarcar lo que es más importante, pero eso siempre es un arma de doble filo, ya que 148 minutos acaban resultando un tanto agobiantes. De hecho hay escenas que considero innecesarias, y que apenas aportan cosas a una película que, de haber durado menos, podría haber ganado mucho. Otra cosa: el tema de que mezcle esa realidad de los hechos verídicos con esa magia mística, puede crear un poco de controversia. A mi todo eso de la magia, aunque pegue con la cultura india y de un toque de personalidad, no me entusiasma, pero si no fuera así se desbarataría la historia. Otro aspecto a tener en cuenta es la magnífica fotografía de la que hace alarde Hijos de la medianoche. Giles Nuttgens (Campo de batalla: la Tierra), que se hace cargo de esta, nos ofrece unos planos verdaderamente hermosos, que nos dan una perspectiva muy firme sobre las diferentes etapas que se vivían en India en parte del siglo XX.

Del reparto no podría hacer ninguna comparación, y es que los actores son 100% desconocidos para mi. Me quedo con los padres del protagonista, encarnados por Shahana Goswami y Ronit Roy. Son una estampa de una sociedad alta del país, pero en un momento realmente delicado. El resto cumple pero no despuntan unos por encima de otros.

Lo mejor: Que es una historia que engancha, con una fotografía muy buena.

Lo peor: A partir de la primera hora se hace pesada. El tema de la magia a veces se va de madre.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

Canadá y Reino Unido. Título original: Midnight’s children. Dirección: Deepa Mehta. Interpretes: Satya Bhabha (Saleem), Shahana Goswami (Amina), Rajat Kapoor (Aadam), Seema Biswas (Mary), Shriya Saran (Parvati), Siddharth (Shiva), Ronit Roy (Ahmed), Rahul Bose (general Zulfikar), Charles Dance. Guion: Salman Rushdie, basado en su novela. Producción: David Hamilton. Música: Nitin Sawhney. Fotografía: Giles Nuttgens. Montaje: Colin Monie. Diseño de producción: Dilip Mehta. Vestuario: Dolly Ahluwalia.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This