Hermosas criaturas: Brujos por vampiros

Ethan Wate (Alden Ehrenreich (Somewhere)) es un joven que afronta su último año de instituto, deseoso de salir de su pueblo abandonado de la mano de Dios, allá en el sur de los Estados Unidos. Sin embargo, el primer día de clase se encuentra con un hecho extraño en el lugar: una misteriosa chica, Lena Duchannes (Alice Englert, (Ginger & Rosa)) acaba de mudarse al pueblo y será su nueva compañera de clase. Pronto surge el interés entre ambos, y la condición diferente de ella les llevará a vivir una serie de aventuras, no solo amorosas.

Alden Ehrenreich y Alice Englert en Hermosas criaturas

Alden Ehrenreich y Alice Englert en Hermosas criaturas

Aquí está la saga que parece recogerá lo que Crepúsculo dejó, factor que lastra la película de principio a fin, aunque creo que a nadie le importe, incluso algunos lo estarán deseando. Sin ser ningún experto en la saga de vampiros adolescentes uno se da cuenta de esto y casi se ofende; pero espera, ya sabías lo que había. Y la verdad es que hay que reconocer que Hermosas criaturas supera a su antecesora (cosa no realmente difícil), a expensas de que la supere también en taquilla.

Es éste un producto que apenas se sale de los parámetros del romance universitario, con los toques fantásticos que hoy parecen inevitables. Vemos entonces a actores que tienen unos ocho años más de los que intentan aparentar, un amor eterno que se encuentra con obstáculos sobrenaturales, algún que otro efecto especial sacado de quicio y cómo no, una historia de fondo bastante ridícula que carece casi de cualquier interés. Viendo un poco la filmografía del director Richard LaGravenese (guionista de Los puentes de Madison), parece claro que esto corresponde a un encargo que le asegure las habichuelas durante un tiempo. Su trabajo en el film no es malo, ni bueno; nada personal. Cuando inventemos robots que sepan planificar un rodaje, harán películas de este estilo. Los actores protagonistas, Alden Ehrenreich y Alice Englert, sin destacar por una gran belleza, ni de momento un gran talento, sí resultan soportables, quedando bastante por encima de los protagonistas de la saga de vampiros que intentaré no volver a mencionar. Jeremy Irons (El Reino de los Cielos) y Emma Thompson (Sentido y Sensibilidad) le dan un poco más de credibilidad y seriedad a la película, haciendo trabajos muy correctos, aunque no se pueda evitar verles un poco ridículos e incluso sufrientes en algunos momentos.

El apartado de efectos especiales es bastante respetable, no son increíbles pero sí correctos; los efectos ambientales que la protagonista y sus familiares son capaces de desatar resultan convincentes, aunque a veces veamos un abuso de rayos y centellas en pantalla. Destaco este aspecto porque se ve cierto trabajo detrás, así como un buen diseño de personajes, y esto no es tan corriente como pudiera parecer en un cine dedicado a un público menor de edad en muchas ocasiones.

Alden Ehrenreich y Emmy Rossum en Hermosas criaturas

Alden Ehrenreich y Emmy Rossum en Hermosas criaturas

En cuanto a la historia en sí que hay detrás del romance entre los protagonistas, no hay mucho que decir, por más que los guionistas y el director se empeñen en emperifollar el asunto con flashbacks etéreos y alusiones a la Guerra de Secesión; una raza de seres inmortales y con poderes sobrenaturales vive desde siempre entre nosotros, y aquí se nos muestra alguna de sus características a través de la familia de la chica, que por si no lo habíamos dicho, pertenece a esta raza y está a punto de enfrentarse a la hora de la verdad: será llamada por la Luz o por la Oscuridad. Menuda novedad…La película muestra dudas entre un maniqueísmo absurdo y cansinamente tópico y la puesta en duda de si la realidad se puede dividir entre buenos y malos, pero nunca trata esto con seriedad o profundidad. Maldiciones, profecías, ritos y elegidos contribuyen a crear cierta emoción y un pequeño interés en el espectador por saber un poco más de esta gente que misteriosamente ha pasado desapercibida. Sin embargo, el interés decrece rápido, pues todo está explicado para que nadie se pierda, ya sea porque un personaje nos lo cuenta a las primeras de cambio, o porque un flashback se encarga de ello. Es decir, los recursos más fáciles y al alcance de absolutamente cualquiera, como quizás corresponda a este tipo de películas.

Como puntos positivos, decir que el film tiene algún que otro momento de cierto humor y crítica, tanto a sí mismo como a algunos aspectos de la religión e incluso la política, y no es común encontrar estos detalles en este ambiente. También podemos ver algún diálogo por encima de la media, que sin ser genial, obviamente, sí puede hacer que no sintamos que estamos perdiendo el tiempo de manera tan descarada. Todo parece bien calculado en esta historia, teniendo en cuenta las intenciones y los destinatarios de la misma; cuento de amor propio del Disney más flojo, referencias históricas justas, superpoderes y algún actor respetable. La inclusión de referencias a Bukowsky en la cinta no sé cómo interpretarla; podría ser directamente un insulto al escritor norteamericano, aunque prefiero pensar que las autoras del libro, o los guionistas, han querido hacerle un pequeño homenaje sin mala intención…si después de ver la película, algún adolescente decide interesarse por la obra del poeta, puede que entonces haya merecido la pena, al menos en parte.

Lo mejor: La película sabe reírse en ocasiones de sí misma. Visualmente cumple, sin destacar tampoco. El hecho de que sea la descendiente de “Crepúsculo” hace que vayas al cine con las expectativas tan bajas, que cualquier cosa hecha de manera decente, puede agradar.

Lo peor: Historia muy tópica y que no se ruboriza de lo evidentes que resultan sus intenciones de atrapar a todo fan de sagas parecidas. Se hace demasiado larga, aunque realmente no lo sea tanto. No aporta nada en ningún campo, y tiene algunas contradicciones entre pensamientos modernos “cool” y otros muy tradicionales que parecen corresponder a algún trauma de las autoras superado quizás demasiado tarde. Bukowski e historias de amor de quinceañeros que creen en el amor eterno definitivamente no mezclan bien.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Beautiful creatures. Dirección: Richard LaGravenese. Interpretes: Alden Ehrenreich (Ethan Wate), Alice Englert (Lena Duchannes), Jeremy Irons (Macon Ravenwood), Emmy Rossum (Ridley Duchannes), Emma Thompson (Sra. Lincoln / Sarafine), Thomas Mann (Link), Viola Davis (Amma), Kyle Gallner (Larkin), Zoey Deutch (Emily Asher), Margo Martindale (tía Del). Guion: Richard LaGravenese; basado en la novela de Kami Garcia y Margaret Stohl. Producción: Broderick Johnson, Andrew A. Kosove, Molly Smith y Erwin Stoff. Música: Thenewno2. Fotografía: Philippe Rousselot. Montaje: David Moritz. Diseño de producción: Richard Sherman. Vestuario: Jeffrey Kurland.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Yo, él y Raquel: El amor de la amistad · Cine y Comedia - […] películas que aparecen en la cinta son de aplauso constante (parodias que realizan Thomas Mann (Hermosas criaturas) y RJ…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This