Guardianes de la Galaxia Vol 2: Apoteosis galáctica

Siempre se oye, después de una película de Marvel, que es la mejor de todas. Se lleva oyendo desde que la compañía empezó a crear su universo cinematográfico. Con todas las películas estrenadas, un servidor, tiene en el primer puesto a Guardianes de la Galaxia, la película más diferente y atrevida de todo el universo de Marvel. Pero ha cambiado. Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es, con diferencia, lo mejor que va a ofrecer Marvel en mucho tiempo y no la puedo poner por debajo de la primera, sino a la par. Quizás ha perdido algo de la mala baba y el gamberrismo de la primera en favor de una trama más centrada en los personajes, en los sentimientos y en las relaciones que tienen entre ellos, y eso hace que la película sea un disfrute superior a su predecesora. James Gunn es consciente de que el factor sorpresa se ha perdido y lo ha utilizado en su favor. Ha realizado una cinta igual de innovadora y divertida, pero más consecuente con todo. Y eso es, simplemente, de agradecer.

Zoe Saldana, Karen Gillan, Chris Pratt, Dave Bautista y Bradley Cooper (Rocket) en Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Zoe Saldana, Karen Gillan, Chris Pratt, Dave Bautista y Bradley Cooper (Rocket) en Guardianes de la Galaxia Vol. 2

La primera Guardianes de la Galaxia era un festival de mala baba, humor desatado y unas secuencias de acción realmente espectaculares. También, como casi todas las cintas de Marvel, carecía de un villano a la altura. Pero conseguía sorprender ya que eran unos héroes desconocidos para el gran público y su trama no estaba ligada a ninguna otra del universo cinematográfico de Marvel. Eso y que tenían a Groot y a Rocket (Bradley Cooper (Calle Cloverfield 10)). Guardianes de la Galaxia fue lo mejor que había salido del universo cinematográfico. Pero ha llegado su predecesora que, aunque pierde parte de la mala baba de la primera, da otras cosas más interesantes. Las primeras partes siempre son de presentación, las continuaciones para seguir conociendo a esos personajes y multiplicar todo por dos. Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es eso, pero dotando a la cinta de algo más, más profundidad personal. Así, vamos a ser testigos de los miedos de nuestros protagonistas y sus discusiones. Vamos a conocer más de ellos.

Y es que el mayor acierto que tienen en muchas ocasiones son sus personajes. Y es que los personajes de Guardianes de la Galaxia son realmente magistrales. A todos y cada uno parece que les conocemos, pero en el fondo todos son un misterio. Podemos saber la rivalidad entre Gamora y Nebula, pero no el motivo por el cual se originó; también podemos saber que Peter Quill es huérfano, pero no quien es su padre (aunque en esta entrega se aclara); O que es Rocket, que podemos intuirlo en la primera entrega, pero no es hasta esta en donde se nos hace claro que es lo que es. Y es que James Gunn sabe jugar muy bien con la información que suelta de sus personajes, pues sabe que quedan aventuras por delante para seguir desarrollándoles. Y aquí todos tienen un desarrollo cualitativo. Al igual que el humor y la acción. Quizás el humor tenga algún chiste de sobra del tipo caca culo pedo pis, pero la acción es realmente apoteósica, con un clímax final de los más épicos dentro del universo Marvel (con algún fallo).

Y es que la acción de Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es realmente grandiosa. Tiene secuencias que se quedan grabadas en la retina, como la inicial, con Bebé Groot (Vin Diesel (XXX: Reactivated)) haciendo de las suyas mientras vemos de fondo al equipo luchar, o una que tiene a Yondu de protagonista y su flecha. Una secuencia que será recordada. Y dentro de todo este amasijo de acción, humor y gamberrismo también tenemos a nuevos personajes que se suman a la fiesta. Ego es una de las grandes incorporaciones, interpretado por Kurt Russell (Fast & Furious 8), y como se ha visto en los tráilers, interpreta al padre de Chris Pratt (Passengers). No diré nada más para no entrar en spoilers, pero es un personaje que no dejará indiferente a nadie. Y Mantis, el gran acierto del film. Mantis entra con fuerza en el universo, siendo tierna y a la vez un personaje de lo más misterioso, que tendrá con Drax un running gag de lo más divertido. El resto del equipo sigue igual que siempre, quizás la que más evoluciona en Gamora, pues sus sentimientos hacía Peter Quill crecen.

Vin Diesel (Bebé Groot) en Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Vin Diesel (Bebé Groot) en Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Y, para terminar, la banda sonora. Las canciones de esta nueva entrega son realmente apoteósicas, quizás superiores en algunos momentos a los de la primera entrega, pero es que los clásicos son buenos en cualquier momento. Al igual que los pequeños homenajes que se permite el bueno de James. En la primera tenía reminiscencias a Una nueva esperanza, el Episodio IV de Star Wars. Aquí tiene un pequeño homenaje en toda regla a El retorno del Jedi, el Epidosio VI de Star Wars. No diré de que se trata, pero en cuanto lo veáis lo sabréis. Guardianes de la Galaxia Vol. 2 vuelve a demostrar que esta saga o parte del universo cinematográfico es lo mejor que tiene Marvel en su poder. Si la cuidan pueden hacer cosas realmente grandes. Seguiremos confiando en James Gunn.

Lo mejor: Su humor, su acción, sus personajes, etc.

Lo peor: Que haya perdido algo de mala baba.

Puntuación: 9/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This