Gravity: Majestuoso vacío

Si bien Alfonso Cuarón (Y tu mamá también) no ha dado a luz una obra maestra, si ha marcado un nuevo hito derribando las fuertes barreras tecnológicas que han retrasado la realización de este proyecto más de cuatro años. Gravity cuenta la experiencia de dos astronautas que, tras la desintegración de su transbordador a causa de un accidente en plena misión de rutina, deben luchar por la supervivencia en un entorno ya no hostil, sino en el que la vida es imposible. Con Gravity muchos cumplirán su sueño de viajar al espacio (la fotografía de Emmanuel Lubezki, colaborador habitual del director, es espectacular), otros tantos no querrán pensar en ello nunca más. Una película de gran estudio que impresiona en su apartado estético, pero que puede ser algo decepcionante para quien vaya buscando algo más profundo.

George Clooney en Gravity

George Clooney en Gravity

Alfonso Cuarón demuestra su buen hacer en la dirección de actores, esenciales en este título, pues se sustenta solo con Sandra Bullock (Speed) y George Clooney (Los idus de Marzo) (y la voz de Ed Harris (Dolor y dinero)). Los intérpretes –en especial Bullock– tienen ante sí un reto enorme, ya que además de afrontar sus roles sin el apoyo de compañeros que les den la réplica, tienen que jugar con las limitaciones que les impone la técnica. Han de trabajar ataviados con sus enormes trajes espaciales y condicionados por la ingravidez. De esta manera, apenas pueden enfatizar su interpretación con gestos y el movimiento corporal. La fuerza radica en la voz.

Si ya Titanic 3D y Jurassic Park 3D han demostrado que lograr la sensación de tridimensionalidad es una cuestión de trabajo, Gravity pone en duda que haya alguna diferencia entre rodar en 3D y hacer una conversión posterior. Porque, aunque parezca mentira, esta película no está rodada en 3D; pero despliega tal potencial que es imposible no creérselo. Su visionado en pantalla grande es obligatorio, mucho mejor si puede ser en IMAX. Quizás se le va un poco la mano con esta realización pensada para su posterior conversión, porque abusa mucho de los planos subjetivos y por momentos parece que estamos en un videojuego (de última generación, eso sí).

El director mexicano maravillas a nivel formal. Y su carta de presentación, un plano secuencia de casi 20 minutos que nos cautiva y aterroriza a partes iguales, es puro arte. El triángulo que forman la ISS y los ficticios Explorer (el transbordador) y la estación espacial china hacen las veces de escenario para que Cuarón despliegue un perfecto ballet compuesto por los desdichados astronautas, la Soyuz TMA de la Estación Espacial y los peligrosos componentes a la deriva del destrozado transbordador, acompañado en todo momento por la portentosa banda sonora de Steven Price (Attack the block).

Sandra Bullock en Gravity

Sandra Bullock en Gravity

Los Cuarón (padre e hijo) han ideado una aventura, el relato de una lucha por la supervivencia que tiene más en común con films como Naufrago o 127 horas (explorando temas como la soledad o la preocupación porque todo está perdido) que con cualquier odisea espacial que pueda venirnos a la cabeza. Y es que viniendo del ideólogo de la imprescindible Hijos de los hombres, lo primero que piensa uno es que Gravity ofrecerá una buena ración de reflexión, que propondrá algo con un poso filosófico o antropológico para poder así catalogarla dentro de esta corriente sci-fi deudora de las corrientes europeas setenteras liderada por títulos como District 9 o Moon; pero nada más lejos de la realidad.

Gravity es una espeluznante y violenta historia de supervivencia en un lugar vetado para cualquier clase de vida. Más allá solo hay vacío. Positivo para quienes no deseen ninguna pretensión y negativo para quienes anhelen algo más. Su concepto no podría ser más sencillo. Esto no quita, sin embargo, que el cineasta mexicano no haya intentando introducir (de forma nada sutil) algunos planos alegóricos hacia la maternidad o que haya insuflado de sentimentalismo al personaje de Sandra Bullock y su vida en La Tierra. Un simbolismo hacia la maternidad y la vida llevado a cabo con cierta torpeza.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

USA. Dirección: Alfonso Cuarón. Interpretes: Sandra Bullock (Dra. Ryan Stone), George Clooney (Matt Kowalsky). Guion: Alfonso Cuarón y Jonás Cuarón. Producción: Alfonso Cuarón y David Heyman. Música: Steven Price. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Montaje: Mark Sanger y Alfonso Cuarón. Diseño de producción: Andy Nicholson. Vestuario: Jany Temime.

 

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Interstellar: La grandeza de las estrellas · Cine y Comedia - […] un año, por estas fechas, Gravity conseguía revolucionar el cine de ciencia ficción y del espacio con una cinta…
  2. Lista de nominados a los Oscars 2015 · Cine y Comedia - […] convocados al escenario los directores J.J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad) y Alfonso Cuarón (Gravity).  La principales, una año…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This