Four lovers: Dobles parejas

Siempre que veo películas sobre dobles parejas me vienen a la mente Closer de Mike Nichols y Dobles parejas de Alan J. Pakula. Ambos directores trataban a su manera el tema del intercambio de parejas, el primero en plan más romántico y el segundo en concepto de thriller. Pues bien, ahora llega Antony Cordier con Four lovers e intenta dar una vuelta de tuerca más a este asunto. Four lovers es una cinta que prometía más de lo que ofrece.

Marina Foïs y Élodie Bouchez en Four lovers

Marina Foïs y Élodie Bouchez en Four lovers

Dos parejas se hacen amigos, y de amigos pasan a rozarse y cambiarse las parejas, indudablemente estos juegos aparentemente inofensivos les terminaran pasando factura. La premisa es simple y empieza bien, plantearse la vida así para quererse más, pero luego llegan las parejas chica y chica, y el guionista no sabe para donde tirar y todo el planteamiento inicial se queda en una buena intentona pero sin sustancia final.

Antony Cordier retrata la historia de estas dos parejas, una de ellas con hijos, con bastante respeto. La cámara acompaña a los personajes con una realización más cerca al documental que al de una película dramática, por lo que tampoco llegamos a emocionarnos. No es un mal trabajo, pero no es adecuado. También tiene momentos interesantes como la escena de la harina, muy poética y muy bonita, pero son meras pinceladas.

Marina Foïs en Four lovers

Marina Foïs en Four lovers

La parte buena de la cinta reside en los excelentes actores destacando principalmente la pareja formada por Marina Foïs (Cena de amigos) y Roschdy Zem (La fría luz del día), ella es el motor de la cinta y lleva mucho peso interpretativo y en ningún momento nos hace dudar de su personaje y él se nos hace muy cercano en la vida cotidiana, es una especie de seductor dormido, muy interesantes. Élodie Bouchez (La vida soñada de los ángeles) y Nicolás Duvauchelle (Las malas hierbas) están correctos, pero frente a la otra pareja, bastante eclipsados.

En resumen, es una película que quiere hablar de sentimientos pero lo hace de una forma muy lejana, y que conforme avanza la acción se hace aun más lejana.

Lo mejor: Los actores.

Lo peor: La historia se desinfla y no termina de rematar.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

Francia. Dirección: Antony Cordier. Interpretes: Marina Foïs (Rachel), Élodie Bouchez (Teri), Roschdy Zem (Franck), Nicolas Duvauchelle (Vincent), Jean-François Stévenin (padre de Rachel), Alexia Stresi (Diane), Geneviéve Mnich (madre de Franck), Naomi Ferreira (Margot). Guion: Antony Cordier y Julie Peyr. Producción: Pascal Caucheteux y Sebastien Lemercier. Música: Frédéric Verrières. Fotografía: Nicolas Gaurin. Montaje: Christel Dewynter. Diseño de producción: Marie Cheminal. Vestuario: Isabelle Pannetier.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This