Exorcismo en el Vaticano: Buscando al anticristo

El genero de terror, y en especial el centrado en exorcismos, debería de tener una derivación que fuera comedia no pretendida, pues son muchos ya los casos de cintas que pretenden aterrorizar y acaban siendo un festival de risas y aplausos. Esto es lo que ocurre con Exorcismo en el Vaticano, otro titulo españolizado, que deja mucho que desear, pues si, hay exorcismo, pero no es en el Vaticano, sino en EE.UU.. El titulo original de esta película se llama The Vatican Tapes (Las cintas del Vaticano), que si que tiene más que ver con su argumento, ya que en teoría lo que estamos viendo en muchas ocasiones son los videos privados del Vaticano. El caso es que ni da miedo ni sobrecoge, los actores son de traca, y argumento una verbena.

Olivia Taylor Dudley en Exorcismo en el Vaticano

Olivia Taylor Dudley en Exorcismo en el Vaticano

Resulta que en Vaticano hay unos sacerdotes que son como el FBI. Tiene controlado el mundo entero e investigan los casos más insólitos. Allí un sacerdote le enseña a otro lo que pasó hace unos meses en un lugar de EE.UU.. La acción se traslada allí. Una muchacha es poseída el día de su cumpleaños al cortarse con un cuchillo con el que pretendía seccionar su pastel de celebración. No se muy bien ni cuando ni porque, pero la acción se traslada al presente y uno de los curas que estaba viendo las imágenes aparece en escena, para realizarla un exorcismo junto con un sacerdote (que el padre de muchacha conoció en urgencias el día del corte), que para más inri, antes de clérigo fue militar. Este es el rocambolesco argumento de Exorcismo en el Vaticano, un cinta que incluye un homenaje a Aterriza como puedas. Si, han leído bien. Uno de los chistes de aquella comedia es usado en esta para sorprender y acongojar al respetable. Eso si, el final es curioso e incluso algo sorprendente dentro del ridículo que hemos presenciado.

Tras la cámara encontramos a Mark Neveldine, 50% del tándem Neveldine & Taylor, que dirigieron perlas como Ghost Rider: Espíritu de venganza. Aquí el angélico dirige cometiendo el error de introducir planos de las cintas del Vaticano en la acción lineal sin justificar su presencia. Es decir, sin ton ni son nos inserta un plano con la referencias del archivo de Vaticano, que nos hace pensar que La Santa Sede es peor que el gobierno americano. A parte de que en algunos momentos (el exorcismo en si) no sabemos muy bien donde esta situada esa cámara. El resto es un despropósito a medio camino entre el documental, el found footage, y una película de efectos especiales baratos.

Michael Peña en Exorcismo en el Vaticano

Michael Peña en Exorcismo en el Vaticano

El reparto es digno de un culebrón venezolano de sobremesa. Olivia Taylor Dudley (Paranormal Activity: Dimensión fantasma) es la chica poseída y en algunos momentos cuesta creérselo sobretodo por la situación y el resto del elenco que la acompaña, formado por Michael Peña (Marte), quien no deja de asombrarse durante toda la cinta, Dougray Scott (V3nganza) quien tiene cara de villano y aun no sabemos por que esta malhumorado todo el rato, y Djimon Hounsou (Fast & Furious 7), quien parece que va pintar algo en trama y es simplemente un reclamo étnico. Mención especial merece el cameo de Michael Paré, protagonistas de grandes clásicos de los años ochenta como Calles de fuego o El experimento Philadelphia.

En resumen, Exorcismo en el Vaticano es un película con un planteamiento difícil de digerir si no vamos dispuesto a ello. Sus situaciones rocambolescas e insólitas hacen que no entremos en la trama como es debido. Pero si la vemos como una comedia no pretendida podremos disfrutar del momento.

Lo mejor: El final.

Lo peor: Nada funciona como debería.

Puntuación: 2/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: The Vatican tapes. Dirección: Mark Neveldine. Interpretes: Olivia Taylor Dudley (Angela), Kathleen Robertson (Dr. Richards), Djimon Hounsou (Vicarío Imani), Michael Peña (Padre Lozano), Dougray Scott (Roger Holmes), Alison Lohman (Paciente psíquica). Guion: Christopher Borrelli y Michael C. Martin basada en una historia de Chris Morgan y Christopher Borrelli. Producción: Chris Cowles, Gary Lucchesi, Chris Morgan y Tom Rosenberg. Música: Joseph Bishara. Fotografía: Gerardo Mateo Madrazo. Montaje: Eric Potter. Diseño de producción: Jerry Fleming. Vestuario: Lindsay McKay.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This