El quinto poder: La filtración general

La historia actual e internet son dos mundos muy atractivos para combinar en un largometraje. El quinto poder cuenta la historia de WikiLeads y su fundador Julian Assange desde una perspectiva casi documental con cierto aire a La red social de David Fincher. Es muy posible que El quinto poder solo apasione a los seguidores o detractores de los hechos, pues es bastante fácil perderse en esta cinta si no se conoce un poco la historia en la que se basa, una historia que a día de hoy aun no ha concluido.

Benedict Cumberbatch en El quinto poder

Benedict Cumberbatch en El quinto poder

Julian Assange es un hacker informático con ideales que pretende cambiar el mundo. Con la ayuda de Daniel Berg, otro hacker más normal y menos paranoico, montara la web de “destape de escándalos” WikiLeads. Esta empezara a crecer y alcanzara un poder inigualable cuando decide publicar detalles de las campañas militares de EE.UU. en Afganistán. La película comienza con un ritmo imparable donde hay conceptos y situaciones que no terminan de quedar claro si no se ha sido seguidor de este hecho histórico. La primera hora es una especie de planteamiento de aventuras, para luego convertirse en un thriller político, quizá la parte más interesante para los menos puestos en el tema. También ha personajes que aparecen y no quedan muy bien explicados quienes son, por ejemplo, el interpretado por Stanley Tucci (Los juegos del hambre). El quinto poder se basa en dos libros, uno de ellos escrito por el propio Daniel Berg, por lo que muchas veces nos cuesta diferenciar quien es el héroe o el villano de la función. Como apuntaba en la introducción, hay ciertos momentos en la relación de Assange y Berg que nos recuerdan a los de Zuckerberg y Saverin en La red social.

Bill Condon (Dioses y monstruos) regresa con El quinto poder al cine más adulto y menos ñoño tras su paso por el díptico Amanecer de la saga Crepúsculo. Lo más interesante de su puesta en escena son los momentos que se supone en el ciberespacio, imaginados como si de una oficina se tratara, algo fascinante e interesante, ya que al ser un mundo imaginario le permite tomarse todas las libertadas posibles. El rollo Paul Greengrass (Capitán Phillips), un poco más pausado pero igual de efectista, que toma la película en ciertas escenas hace que el material sea más asequible al publico más comercial.

La música de Carter Burwell (Siete psicópatas) compuesta en su mayoría con sonidos de sintetizador es otro factor que nos evoca a La red social. En sus imágenes más imaginarias y en las transiciones es cuando mejor funciona.

Daniel Brühl en El quinto poder

Daniel Brühl en El quinto poder

La cinta tiene un claro reclamo en uno de sus protagonistas principales, Benedict Cumberbatch (Star Trek: En la oscuridad), hombre de moda en Hollywood, que da perfectamente en cámara, pero aquí el personaje se le va un poco de madre y no sabemos muy bien que pretende, si ser un “mafioso” más o un mártir, algo que el autentico Assange ha comentado. El punto más interesante de sus interpretación se deja ver en sus últimos minutos, cuando se ha copiado una de las ultimas entrevistas que Assange concedió, y que aquí Condon ha recreado para acompañar a los créditos finales. Daniel Brühl (Rush) por su parte tiene la difícil tarea de hacer que su personaje sea igual de fuerte que el de Cumberbatch, y a veces lo consigue y otras veces no. La atractiva Alicia Vikander (Anna Karenina) tiene a su cargo un papel que resulta interesante durante su primera parte, pero que en la segunda se diluye por lo que no podemos alabarla como otras veces.

En resumen, El quinto poder es una película que podría haber dado mucho más de si. Que el culebrón en el que se basa aun no haya terminado tampoco le favorece. Sin embargo su imágenes nos emboban durante sus dos horas de duración a pesar de que no se concrete muy bien lo que se esta contando.

Lo mejor: La dirección de Bill Condon.

Lo peor: Ciertos aspectos de la historia no quedan muy claros.

Puntuación: 5/10

Ficha artística y técnica

USA y Bélgica. Título original: The fifth estate. Dirección: Bill Condon. Interpretes: Benedict Cumberbatch (Julian Assange), Daniel Brühl (Daniel Domscheit-Berg), Anthony Mackie (Sam Coulson), David Thewlis (Nick Davies), Alicia Vikander (Anke), Peter Capaldi (Alan Rusbridger), Carice Van Houten (Birgitta), Stanley Tucci (James Boswell), Laura Linney (Sarah Shaw), Dan Stevens (Ian Katz). Guion: Josh Singer; basado en los libros “Inside WikiLeaks”, de Daniel Domschit-Berg; y el libro de The Guardian “WikiLeaks”, de David Leigh y Luke Harding. Producción: Steve Golin y Michael Sugar. Música: Carter Burwell. Fotografía: Tobias A. Schliessler. Montaje: Virginia Katz. Diseño de producción: Mark Tildesley. Vestuario: Shay Cunliffe.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Colección de reseñas sobre The Fifth Estate | Benedict Cumberbatch en Español - […] cineycomedia, por Ignacio Estrada […]
  2. Citizenfour: Documental con alma de thriller · Cine y Comedia - […] sino que parece que estamos viendo una cinta de ficción muy al estilo de Matar al mensajero, El quinto…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This