El libro de la selva (2016): Otra vez la misma canción

Cuando era pequeñito no existía el formato doméstico, de ahí que cada 3 años Disney reestrenara en cines sus clásicos. Así fue como muchos descubrimos los cuentos del tío Walt. Ahora existen infinidad de plataformas donde poder disfrutar de aquellas mágicas historias. Y para no perder la gallina de los huevos de oro, Disney tomó la decisión, hace un par de temporadas, de rehacer sus clásicos a imagen real. Así nos llegó Alicia en el país de las maravillas, Maléfica, Cenicienta, y ahora, El libro de la selva. Próximamente lo hará La bella y la bestia, pero de ella ya hablaremos la temporada que viene. El libro de la selva (2016) recrea el clásico animado de 1967 de una manera fascinante, haciendo un uso de los efectos especiales de una manera impecable, pero es el mismo cuento que muchos ya vimos en dibujos animados hace un par de décadas.

Neel Sethi y Ben Kingsley en El libro de la selva (2016)

Neel Sethi y Ben Kingsley en El libro de la selva (2016)

La historia es prácticamente la misma que la del clásico original de Disney que adaptaba la inmortal obra de Rudyard Kipling. Un niño llamado Mowgli es criado en la selva por lobos, y cuando llega a cierta edad (y comienza a tener inquietudes) es guiado por la pantera Bagheera hacia las tierras dominadas por el hombre. Por el camino se encontrarán varias aventuras y desventuras, amigos y enemigos, y Mowgli descubrirá los pros y contras de vivir en la selva. La historia es prácticamente la misma, incluso se han mantenido algunas canciones (el punto más flojo de la cinta). Hay que reconocer uno de los pasajes más alegres del clásico de 67 se ha oscurecido hasta el punto de que da algo de miedo, y daría mucho más si se hubiera omitido la canción, me refiero al encuentro con el Rey Louie, sin duda un acierto o un desacierto depende de los ojos con los que se mire.

Tras la cámara encontramos a un veterano en la integración de efectos especiales en sus películas, Jon Favreau (#Chef). El también actor consigue que nos creamos que la selva digital que esta constantemente en pantalla sea real, sobre todo en sus primeros momentos, cuando la cámara sigue a Mowgli a través de la selva por tierra y aire, en una clara referencia a otra clásico Disney, Tarzán. Favreau demuestra que ya le tiene cogido el truco a esto de usar constantemente efectos especiales en pantalla, que consiguen que pasen inadvertidos hasta el punto que llegamos a dudar si la pantera (o el oso, o el mono, o el lobo…) es real.

Neel Sethi y Bill Murray en El libro de la selva (2016)

Neel Sethi y Bill Murray en El libro de la selva (2016)

La sorpresa de la cinta es el niño debutante Neel Sethi, quien en ningún momento nos hace dudar que esa selva digital no sea real gracias a su intepretación. Hay que reconocer que el chaval interactuó con fondos verdes y marionetas, y que en todo momentos nos creamos sus gestos y movimientos, resulta un trabajo aplaudible. El resto del reparto lo completan, en su versión original, las voces de Bill Murray (St. Vincent), Christopher Walken (Jersey Boys), Ben Kingsley (El desafío), Idris Elba (Zootrópolis), Scarlett Johansson (¡Ave, César!)… entre otros muchos. En castellano se ha usado los dobladores habituales de casi todos ellos, a excepción de los dos primeros de la lista.

En resumen, El libro de la selva (2016) es una versión en imagen real del cuento clásico. Si disfrutó con aquel en su momento, seguro que disfrutará otra vez con esta versión. Todo funciona, todo esta correcto, pero ¿de verdad es necesario seguir adaptando clásicos en vez de buscar nuevas ideas y sensaciones?

Lo mejor: La recreación de la selva y los animales, y Neel Sethi.

Lo peor: La inclusión de las canciones no era necesaria.

Puntuación: 7/10

Un comentario

  1. markus /

    lindo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This