El juego de Ender: La chaqueta de punto

Desde que en 1986 se publicar la novela El juego de Ender de Orson Scott Card han sido muchos los estudios, y directores, que han intentado llevarla a la gran pantalla. Finalmente el director sudafricano Gavin Hood (a quien le debemos esa perla titulada X-Men orígenes: Lobezno), avalado por los estudios Odd Lot Entertainment y Summit Entertainment, han conseguido trasladar a la pantalla la novela que el mismo escritor dijo que era inadaptable. Algo de razón tenia el literato, pues la cinta se queda a medio camino de todo, y decepciona bastante.

Asa Butterfield y Harrison Ford en El juego de Ender

Asa Butterfield y Harrison Ford en El juego de Ender

En un futuro lejano la humanidad se enfrenta al exterminio total por parte de una raza extraterrestre que ya nos ha atacado un par de veces. Un joven algo especial llamado Ender, al que hace tiempo la flota internacional vigila de cerca, es reclutado para una escuela de donde saldrán los capitanes que dirigirán la ofensiva contra dichos extraterrestres. Esta claro que el argumento es de lo más interesante así contado, pero visto en pantalla resulta repetitivo y aburrido. Arranca muy bien, como si de una versión futurista de La chaqueta metálica para jóvenes se tratara, pero cada vez el entrenamiento se hace más monótono y repetitivo, y cuando llega el clímax final no sorprende, pasa sin más. Tampoco ayuda que la cinta no profundice en cosas que al principio parecían importantes, como la relación de Ender con su hermana, o detalles que quedan en suspenso para ser respondidos, o no, en futuras secuelas. La saga Ender se compone de cuatro libros, mas relatos cortos, más cruces de caminos (hay unos libros que narran los mismos hechos pero desde la perspectiva de otro personaje), así que si la película funciona, nos encontraremos antes una autentica fabrica de generar secuelas.

Gavin Hood, quien en su día parecía una joven promesa al dirigir la cinta ganadora del Oscar a la mejor película extranjera Tsotsi, vuelve a intentar asombrar al espectador sin conseguirlo. La puesta en escena minimalista tampoco le ayuda ni en la secuencias de acción, que al igual que el guion, son repetitivas. Estamos ante una dirección que le falta un punto de mala leche para terminar de hacer creíbles las escenas.

Sorprende que siendo El juego de Ender una cinta fantástica tan esperada, sea una producción casi “independiente”, es decir, para ahorrar presupuesto para contratar estrellas de renombre apenas vemos extraterrestres o elementos del espacio que nos asombren. Solo con ver el maquillaje que luce el actor Ben Kingsley (Iron Man 3) sabrán a que me refiero.

Ben Kingsley en El juego de Ender

Ben Kingsley en El juego de Ender

En el apartado artística hay que reseñar el interesante trabajo de la pareja juvenil formada Asa Butterfield (La invención de Hugo) y Hailee Steinfeld (Valor de ley). El primero sostiene muy bien la mirada en plano, atentos al momento dramático con el personaje de Bonzo Madrid. La segunda para tener un personaje un tanto desdibujado se hace notar y notamos su presencia. No podemos decir lo mismo de Harrison Ford (Morning glory), el eterno Indiana Jones, que en su primeros minutos de película produce tanta vergüenza con esa boina, que parece salido del pueblo, que cuesta que nos le creamos en el resto del metraje. Ben Kingsley parece que no quiere hacerle sombra a Ford, y se dedica a poner cara de circunstancia durante sus apariciones.

En resumen, quizá esperábamos mucho más de esta adaptación o quizá íbamos con una idea preconcebida, pero olvidándonos de ese matiz, y observándola detenidamente El juego de Ender solo entusiasma en los momentos que pretender ser más duros, donde se nos cuentan que adiestran a niños para la batalla. El resto es mejor no conocerlo u olvidarlo.

Lo mejor: Lo referente al entrenamiento y el primer juego.

Lo peor: La poca personalidad que pone Gavin Hood en su dirección.

Puntuación: 3/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Ender’s game. Dirección: Gavin Hood. Interpretes: Asa Butterfield (Ender Wiggin), Hailee Steinfeld (Petra Arkanian), Harrison Ford (coronel Hyrum Graff), Abigail Breslin (Valentine Wiggin), Ben Kingsley (Mazer Rackham), Viola Davis (Gwen Anderson). Guion: Gavin Hood; basado en la novela “El juego de Ender”, de Orson Scott Card. Producción: Lynn Hendee, Linda McDonough, Roberto Orci, Gigi Pritzker, Orson Scott Card, Robert Chartoff y Ed Ulbrich. Música: Steve Jablonsky. Fotografía: Donald McAlpine. Montaje: Lee Smith y Zach Staenberg. Diseño de producción: Sean Haworth y Ben Procter. Vestuario: Christine Bieselin Clark.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This