El extraordinario viaje de T.S. Spivet: Colorido cuento en 3D

El mundo del cine siempre está al tanto de los directores más carismáticos. Siempre se espera con ansia los trabajos de los mejores cineastas y año tras año podemos ver muchos grandes trabajos de aquellos que han tenido la suficiente personalidad como para reafirmarse como maestros del cine. Jean-Pierre Jeunet (Micmacs) no es un Spielberg, ni un Scorsese, ni un Tarantino. Sin embargo, Jeunet ha hecho buenas películas, y con Amelie, su obra maestra, conquistó a gran parte del público. Pese a ello, su carrera es en parte irregular. Puede hacerte llorar de emoción o de aburrimiento, de una película a otra.

Kyle Catlett en El extraordinario viaje de T.S. Spivet

Kyle Catlett en El extraordinario viaje de T.S. Spivet

Con El extraordinario viaje de T.S. Spivet, Jeunet quiere contarnos una historias de esas que más que gustar, entusiasman al público menos exigente. Busca la lágrima fácil en una historia que es buena y bonita, pero tal vez no lo suficiente creíble. Su estética es particular, como en todas las películas de Jeunet, pero de poco sirve ese divertimento visual si luego la historia comienza a aburrir antes de llegar a la mitad. Poco a poco, todo va siendo predecible y no cuesta averiguar lo que va a pasar a continuación.

No obstante, El extraordinario viaje de T.S. Spivet nos deja momentos divertidos y muy bellos. Es una aventura que a ratos, merece la pena vivir. Esas escenas en la caravana vacía, o las conversaciones con el hermano de T.S., tengo que reconocer que me han gustado. También la personalidad de su protagonista, digna de un personaje de Wes Anderson (Moonrise Kingdom), es muy divertida. Y es que aunque suene contrariado, por eso de que la historia es poco creíble, se trata básicamente de un cuento un poco dramático y colorido.

Este último trabajo de Jean-Pierre Jeunet es una adaptación de la novela de Raif Larsen Las obras escogidas de T.S. Spivet. Según parece, pese al toque del director francés, la película sigue bastante fiel al libro. Ese sin duda es un punto a favor para aquellos fans de la novela que quieran disfrutar de algo parecido a lo que han leído. Además, la película llega en un formato 3D muy vistoso y que gustará. No abusa de esos momentos hechos exclusivamente para sacarle partido a las tres dimensiones, pero hay momentos en los que se agradece llevar las gafas puestas mientras te embarcas en las ideas de T.S. Spivet.

Helena Bonham Carter en El extraordinario viaje de T.S. Spivet

Helena Bonham Carter en El extraordinario viaje de T.S. Spivet

Kyle Catlett es T.S. Spivet. Este niño es perfecto para el papel. Hace un gran trabajo y sabe llevar el mismo la batuta de la película. Pese a su corta edad, ya le hemos podido ver también en la serie The Following, en la que comparte cartel con Kevin Bacon. Quizás sea Helena Bonham-Carter (El llanero solitario) quien más llame la atención dentro del reparto. Interpreta a la extraña madre de T.S., y cabe destacar que su papel no dista mucho de lo que estamos acostumbrados a ver. Me está empezando a pasar con Helena como con Johnny Depp, y parece que lleva mucho tiempo haciendo de si misma.

No cabe duda de que El extraordinario viaje de T.S. Spivet es una opción válida y original en la taquilla. Aún queda por saber como funcionará en el público, aunque tiene toda la pinta de ser la película en la que la mejor promoción es el boca a boca.

Lo mejor: Algunos momentos con  T.S., y la estética Jeunet.

Lo peor: Que aburre a ratos y que no llega a conmover lo esperado.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

Francia y Canadá. Título original: L’extravagant voyage du jeune et prodigieux T.S. Spivet. Dirección: Jean-Pierre Jeunet. Interpretes: Helena Bonham-Carter (Dra. Clair), Kyle Catlett (T.S. Spivet), Robert Maillet, Judy Davis, Callum Keith Rennie, Dominique Pinon, Julian Richings, Niamh Wilson, Jakob Davies. Guion: Jean-Pierre Jeunet y Guillaume Laurant; basado en la novela de Reif Larsen. Producción: Frédéric Brillion, Jean-Pierre Jeunet y Gilles Legrand. Música: Denis Sanacore. Fotografía: Thomas Hardmeier. Montaje: Hervé Schneid. Diseño de producción: Aline Bonetto. Vestuario: Madeline Fontaine.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This