El canguro: Vergüenza ajena

El canguro es una de esas cintas que no sabemos muy bien por que llegan a nuestras carteleras. La película no es que sea mala sino que es mucho peor, es de esa clase de cintas que según la estamos viendo estamos sintiendo pena por todos los que han tenido que ver algo con ella. Jonah Hill (Infiltrados en clase) protagoniza esta versión moderna de aquella joya de los ochenta protagonizada por una jovencita Elisabeth Shue, Aventuras en la gran ciudad.

Jonah Hill y los niños en El canguro

Jonah Hill y los niños en El canguro

Jonah Hill interpreta a un pagafantas de primera categoría, solo tenemos que ver su presentación para catalogarle, y también catalogar la cinta, pues sin desvelar nada es bastante soez, triste, e inquietante, pues aunque sea una película la situación es muy poco creíble. El chaval, que no sabemos muy bien si es retrasado o imbécil crónico, se tiene que quedar de canguro de tres niños a cada cual más repelente: El mayor con un trauma que se desvelara al final de la cinta, la pequeña con síndrome de golfa de discoteca, y el adoptado, un mexicano con tendencias psicópatas. El chaval tendrá que salir de casa por unos asuntos turbios y se llevara a la chavalada. Traficantes, gays, pandilleros… son la estupenda gente que encontraran en su gran aventura.

Dirige este despropósito David Gordon Green, muy habitual del género, quien tuvo su momento de gloria con Superfumados, y aquí decide fumarse el guión y llevarnos de un sitio a otro con la cámara de la manera más sosa posible. La cámara siempre esta encuadrando a Jonah Hill, parece que sale en casi todos los planos, es decir, es una dirección aburrida.

Fotograma de El canguro

Fotograma de El canguro

El protagonista de la cinta es Jonah Hill quien esta poco cómico en esta cinta. Le acompaña Sam Rockwell (Moon) quien debió usar las sustancias que vende su personaje en la película para pasar este experiencia, pues parece que el va por otro lado. También hay que destacar que siempre en estas cintas el protagonista no muy agraciado tiene dos bombones que le esperan y el no se decide, aquí son el florero rubio Ari Graynor (Dime con cuántos) y el florero moreno Kylie Bunbury (Fin de curso), de muy buen ver, pero poco más.

En resumen, estamos ante una cinta que no entendemos muy bien como no ha sido relegada al formato domestico. Es triste que se estrene memeces como estas y algunas joyas como Surveillance de Jennifer Chambers Lynch carezcan aun de distribuidor.

Lo mejor: Consigue que otras cintas como El cambiazo o Caballeros, princesas y otras bestias sean verdaderas obras de arte.

Lo peor: ¿De donde han sacado a esos niños?

Puntuación: 1/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: The sitter. Dirección: David Gordon Green. Interpretes: Jonah Hill (Noah), Sam Rockwell (Karl), Ari Graynor (Marisa), Max Records (Slater), J.B. Smoove (Julio), Jessica Hecht (Sandy), Erin Daniels (Sra. Pedulla), Method Man (Jacolby). Guion: Brian Gatewood y Alessandro Tanaka. Producción: Michael De Luca. Música: Jeff McIlwain y David Wingo. Fotografía: Tim Orr. Montaje: Craig Alpert. Diseño de producción: Richard A. Wright. Vestuario: Leah Katznelson.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This