El alucinante mundo de Norman: No es Pixar todo lo que reluce

Atrás quedaron esos tiempos en los que parecía que todo aquello que estuviera animado debía tener el sello Disney para triunfar. Ya no sólo vemos películas de animación con la marca del ratón o el famoso flexo, ahora emergen otras muchas productoras que pisan fuerte y que prometen dar mucho de que hablar. Es el caso de la semi-conocida Laika, famosa por su especialización en animación stop-motion y que con Los mundos de Coraline se convirtió pionera en filmar en 3D estereoscópico.

Courtney, Norman, y Neil en El alucinante mundo de Norman

Courtney, Norman, y Neil en El alucinante mundo de Norman

Lo cierto es que el que vayan saliendo más bazas para el cine de animación es sumamente gratificante. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que hasta a Disney se le agota ya la originalidad en muchas de sus producciones y por eso, no está nada mal respirar un poco de aire fresco de cuando en cuando. Los encargados de introducir esos nuevos matices en la industria han sido en este caso Sam Fell (Ratónpolis) y el debutante Chris Butler, ejerciendo de director y de director-guionista respectivamente.

La trama transcurre en un pueblo con una historia un tanto siniestra. Hace 300 años una bruja fue condenada a la hoguera, y una antigua maldición echada por ella está a punto de caer sobre los habitantes del pequeño Blithe Hollow. Norman, el joven protagonista, es el único que puede detenerla puesto que tiene el peculiar don de ver y hablar con los muertos. Sus estrambóticos amigos y su susceptible familia no le dejarán solo en esta cruzada y les veremos junto a él en unas cuantas aventuras.

Norman en El alucinante mundo de Norman

Norman en El alucinante mundo de Norman

Los personajes de El alucinante mundo de Norman son importantes y divertidos. Cada uno es diferente a otro, tienen roles muy distintos y juegan papeles decisivos entro de lo que permite el guión. Puede que haya algunos que no soportemos y que otros nos resulten encantadores, pero lo que está claro es que con todos podremos soltar alguna carcajada. En la versión original de la película hay conocidos actores detrás de los personajes animados. Ejemplo de ello son Anna Kendrick (Sin tregua) como Courtney, Casey Affleck (Adios pequeña adios) como Mitch, o el mismísimo John Goodman (Argo) encarnando al Sr. Prenderghast.

Particularmente a mí me ha gustado. Me ha resultado un film ameno, me ha hecho pasarlo bien en la sala y salir con una sonrisa. A veces sin quererlo me recordaba un poco a Frankenweenie, por todo eso de la relación niño friki-más allá, pero eso no quiere decir que se parezcan. Quizás la cinta no aprovecha demasiado el 3D, o al menos así lo he visto yo. Eso sí, cerca del final de la película hay algo que sí que interesa verlo en 3D, una secuencia que incluso me llegó a asustar y me hizo preguntarme acerca de una posible ida de olla de los directores.

Lo mejor: El alucinante mundo de Norman es una opción muy válida para pasar un buen rato en el cine en estas vacaciones navideñas. Que no hay un elenco de voces de famosillos detrás del doblaje al castellano.

Lo peor: Que no se profundice más en la antigua historia de la bruja y las siete víctimas. Las absurdas y forzadas gracias de algunos personajes secundarios, véase la profesora de teatro con o sin mascarilla reafirmante de pómulos.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: ParaNorman. Dirección: Chris Butler y Sam Fell. Doblaje original: Kodi Smit-McPhee (Norman), Christopher Mintz-Plasse (Alvin), Leslie Mann (Sandra Babcock), Anna Kendrick (Courtney), John Goodman (Sr. Prenderghast), Casey Affleck (Mitch), Jeff Garlin (Perry Babcock). Guion: Chris Butler. Producción: Travis Knight y Arianne Sutner. Fotografía: Tristan Oliver. Montaje: Christopher Murrie.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This