Dos tontos todavía más tontos: Tontunas nostálgicas

Han pasado 20 años ya desde que los hermanos Farrelly, Peter y Bobby, dieran el “petardazo” con Dos tontos muy tontos. Para conmemorar este aniversario escriben (junto a 4 guionistas más) y dirigen su secuela directa, Dos tontos todavía más tontos.  Vuelven a retomar sus papeles Jim Carrey (Kick Ass 2 – Con un par) y Jeff Daniels (Looper), estupendamente secundados por Kathleen Turner (Una pareja de tres) y Rob Riggle (Infiltrados en clase).  Dos tontos todavía más tontos retoma la formula del original y apela un poco a la nostalgia de quienes éramos unos chiquillos cuando se estreno la primera entrega en 1994 (aquí en España llegó más tarde, marzo del 95).

Jim Carrey y Jeff Daniels en Dos tontos todavía más tontos

Jim Carrey y Jeff Daniels en Dos tontos todavía más tontos

Obviando aquel engendro de precuela titulada Dos tontos muy tontos: Cuando Harry encontró a Lloyd, Dos tontos todavía más tontos arranca justo 20 años después de los hechos acontecidos en la película original. Haciendo balance de los sucedido durante ese tiempo, mediante el dialogo y algunos breves flashback, la historia que se nos cuenta ahora tiene la misma estructura narrativa de entonces. Ahora deben localizar a la hija de uno de ellos, y para ello deberán embarcarse en otra “road movie” que les llevará por los sitios más recónditos de Estados Unidos haciendo sus “tontunas”, es decir, la misma historia pero con distinto propósito, si en aquella era la maleta, aquí es la hija. Como en aquella, aquí también hay villanos que les impedirán llevar a cabo su misión. Es el mismo guión de hace 20 años pero actualizado. Es verdad que el nivel de chistes es excelente, recurriendo a bromas actuales y de entonces, atentos a la aparición, ya adulto, de un personaje de la primera cinta. Estas últimos chistes serán las que más gracia harán a los más veteranos de la sala.

Tras las cámaras, los hermanos Farrelly (Carta blanca) vuelve a denotar que son mejores escribiendo chistes que dirigiendo. Plano de situación y planos para encuadrar gracietas con muy por arte y ya esta. Lo más elaborado de todo el metraje son los sueños (otra clara referencia a la primera entrega), y tampoco son para tirar cohetes. Ambos directores apoyan todo la dirección en un montaje donde se abusa de la excesiva música pop, para tapar los fallos.

Laurie Holden y Rob Riggle en Dos tontos todavía más tontos

Laurie Holden y Rob Riggle en Dos tontos todavía más tontos

Si una cosa esta clara es que los dos tontos más tontos del mundo son Jim Carrey y Jeff Daniels, y son insustituibles. La química que desprenden ambos actores hace que la cinta avance y sea muy entretenida. La presentación de los personajes en el hospital, la llegada a la casa, y sus momentos de estupidez extrema (juego del cacahuete y el embudo) así lo denotan. No debemos olvidarnos de la desmejorada físicamente Kathleen Turner, un complemento perfecto para este tándem de tontos, y Rob Riggle, otro niño grande, digno de ser un tonto más en una futura secuela.

En resumen, Dos tontos todavía más tontos es un claro homenaje a su original. Apela mucho a la nostalgia de aquellos que crecimos con la primer entrega, pero también compone un producto para las nuevas generaciones que quieran darle una oportunidad. No pretende ser la mejor obra de los hermanos Farrelly, solo entretener y que pasemos un rato muy divertido, y lo consigue.

Lo mejor: La química que hay entre Jim Carrey y Jeff Daniels.

Lo peor: La monótona dirección de los hermanos Farrelly.

Puntuación: 7/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Dumb and Dumber to. Dirección: Bobby Farrelly y Peter Farrelly. Interpretes: Jim Carrey (Lloyd), Jeff Daniels (Harry), Kathleen Turner (Fraida Felcher), Laurie Holden (Adele), Rob Riggle (Travis/Captain Lippincott), Rachel Melvin (Penny), Steve Tom (Dr. Pinchelow). Guion: Sean Anders, John Morris y Bennett Yellin. Producción: Bobby Farrelly, Peter Farrelly, Riza Aziz, Joey McFarland, Charles Wessler y Bradley Thomas. Fotografía: Matthew F. Leonetti. Montaje: Steven Rasch. Diseño de producción: Aaron Osborne. Vestuario: Karen Patch.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Dos a la carta: Algo pasa en Can Pitu · Cine y Comedia - […] y que pase un rato agradable. Con mucha influencia de la comedia de los hermanos Farrelly (Dos tontos todavía…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This