Dos días, una noche: El “tour de force” de Marion Cotillard

En los últimos años, son muchas las películas que han intentado acercarse al problema de la crisis que asola el mundo desde hace ya bastantes años. Y ahora les ha llegado el turno de darnos su propia visión a Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño de la bicicleta), dos de los cineastas más respetados del panorama cinematográfico actual (y no tan actual). Estos señores, expertos en crear obras que no se borran de la memoria fácilmente, han vuelto a acertar con Dos días, una noche, una cinta donde cuentan la difícil situación laboral que viven millones de personas. El resultado es una obra tan sumamente maravillosa que ya se encuentra, por méritos propios, en lo mejor que ha pasado este año por las carteleras.

Fabrizio Rongione y Marion Cotillard en Dos días, una noche

Fabrizio Rongione y Marion Cotillard en Dos días, una noche

Sandra es una mujer que ha tenido que estar de baja en su trabajo por una depresión. Cuando ya se va a reincorporar a su puesto habitual en una fábrica, recibe la noticia de que sus compañeros han decidido optar por una prima de 1.000 € antes que dejar a Sandra en su puesto de trabajo. Ante esto, Sandra conseguirá que su jefe le de la oportunidad de una segunda votación al lunes siguiente. Durante el fin de semana, Sandra, acompañada por su marido, tendrá que convencer a sus compañeros de que renuncien a la prima y la dejen trabajar para sacar a su familia adelante.

Los hermanos Dardenne tienen muchas cosas positivas, pero una de ellas es que nunca someten a sus personajes a su propio juicio. Quiero decir, nunca van a entrar a valorar quién tiene razón y quién no en la historia. Y eso ayuda a entrar de lleno en la cinta. Si no, estaríamos hablando ahora mismo que los compañeros son lo peor, que Sandra no tiene la razón en quitarles la paga a su compañeros. Ellos no entran en ese juego, ellos dejan que sea el propio espectador quién decida con quién está. Y es difícil posicionarse, pues perder un empleo es complicado en los tiempos que corren pero también hay que posicionarse en aquellos que quieren la paga para poder llegar a fin de mes con más solvencia que antes.

Pero bueno, en esta crítica no vamos a entrar en esas valoraciones. Los Dardenne cuenta toda la película con cámara en mano, ayudando aún más a entrar en la cinta con un estilo que recuerda en muchas ocasiones al del documental pero sin llegar a él. Y durante los 92 minutos de película no bajan el ritmo. Vemos todas las penurias por las que pasa Sandra, las ganas y las tristezas que le da el tener que arrastrarse a pedir a su compañeros que renuncien. A esos compañeros atemorizados por perder su dinero por ella pero que algunos cambian de opinión. Y todo ello para llegar a un final donde queda claro cual es la motivación de algunas empresas hoy en día. Y esto lo resumiré con un “Si uno gana, otro pierde”.

Marion Cotillard en Dos días, una noche

Marion Cotillard en Dos días, una noche

Para contar esta historia, los hermanos Dardenne han decidido contar con una de las mejores actrices francesas de la actualidad, Marion Cotillard (El sueño de Ellis). La actriz no sólo aparece en el 99% de las escenas, sino que también realiza una demostración de poderío emocional que en más de una ocasión puede emocionar a quién vea la película. Durante todo el metraje su personaje crece, se derrumba, vuelve a crecer y al final saca las fuerzas suficientes para intentar conseguir que su situación al final cambie. Una auténtica demostración de interpretación y de gran actriz. En cuanto al resto de actores destacan casi todos, pero sobre todo Fabrizio Rongione (Rosetta), un habitual del cine de los Dardenne que aquí interpreta al marido.

En definitiva, Dos días, una noche es una de las mejores películas del año. Cuenta con dureza la situación actual de la crisis y no deja indiferente a nadie. Los Dardenne han sabido abofetear a este crítico a base de realidad y crítica social. Es una película imprescindible.

Lo mejor: Marion Cotillard y toda la historia.

Lo peor: Que mucha gente no le de una oportunidad a una película magnífica.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

Bélgica, Francia e Italia.. Título original: Deux jours, une nuit. Dirección y guión: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne. Interpretes: Marion Cotillard (Sandra), Fabrizio Rongione (Manu), Pili Groyne (Estelle), Simon Caudry (Maxime). Producción: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne y Denis Freyd. Fotografía: Alain Marcoen. Montaje: Marie-Hélène Dozo. Diseño de producción: Igor Gabriel. Vestuario: Maïra Rameddhan-Levi.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lista de nominados a los Oscars 2015 · Cine y Comedia - […] -Marion Cotillard (Dos días, una noche) […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This