Dos buenos tipos: Las últimas armas letales

Shane Black (Iron Man 3) creador de Arma letal y El último boy scout, dos cintas referentes en el género de “buddy movies”, regresa con Dos buenos tipos, una clara referencia a esas maravillosas cintas, y a otros de sus trabajos más recientes como Kiss Kiss, Bang Bang (su opera prima). Dos tipos buenos es un refrescante, y a la misma vez añejo, producto policiaco que entretiene desde el minuto uno hasta el rollo final de créditos. Russell Crowe (De padres a hijas) y Ryan Gosling (La gran apuesta) brillan con luz propia en una de las mejores propuestas del año. Quizá pueda pecar de típica historia policiaca, pero está tan perfectamente escrita y tan bien rodada que es imposible no aplaudir al acabar la función.

Ryan Gosling y Russell Crowe en Dos buenos tipos

Ryan Gosling y Russell Crowe en Dos buenos tipos

Un matón de tres al cuarto, que se vende por escasos dólares para defender a jóvenes maltratadas, y un detective privado en horas muy bajas, unen fuerzas para resolver un caso relacionado con la industria del porno a finales de la década de los setenta. Esta es la premisa de Dos buenos tipos y no deben saber más para ser sorprendidos. Apuntaremos que estamos ante una historia que aparentemente es muy divertida, pero si escarbamos un capa nos encontramos con unos personajes que no son nada graciosos, tiene un trasfondo bastante complejo. El guion recuerda mucho en su estructura a Kiss Kiss, Bang Bang, pero sin los saltos temporales. Sus diálogos se parecen mucho a los de El último boy scout, pero algo más suaves. Y la pareja protagonistas nos recuerda al dúo del primer Arma letal (de ahí la complejidad de su trasfondo). Sin duda es un guion 100% Shane Black, así que los fans del autor esta de suerte. En Dos buenos tipos se añade un tercer elemento que es la hija de uno de los protagonistas que hace las funciones de “cerebro” de esta banda improvisada. Este personaje parece sacado de la serie de televisión de dibujos animados Inspector Gadget, y más concretamente el de la sobrina de dicho inspector, Sophie. Otro acierto más que hace que una historia común se convierta en un gran entretenimiento.

Después de graduarse con honores con una cinta del universo Marvel, Black vuelve a lo que más le gusta, los tiroteos en plena calle y las fiestas psicodélicas. Dos tipos buenos están llena de momentos, pero los más recordados al salir de la sala serán la fiesta en la colina, a la que acuden los protagonistas en busca de pistas, y el clímax final en el hotel, donde no falta el clásico salto desde una azotea a una piscina. Y atentos a la presentación del villano, otro momento con mucha clase en Dos tipos buenos.

Ryan Gosling y Angourie Rice en Dos buenos tipos

Ryan Gosling y Angourie Rice en Dos buenos tipos

Crowe vuelve a deslumbrar como hacia tiempo que no lo hacia. Aquí interpreta al “policía” duro, el que propina los golpes y luego pregunta, sin duda un personaje que le viene como un guante y con el que parece que el actor australiano esta muy cómodo. Atentos al momento parque con la hija del personaje de Gosling, sin duda la vuelta de tuerca que necesitaba su personaje para que el publico empatice con él. Por su lado Gosling demuestra que tiene un talento innato para la comedia, su facilidad para convertirse en un niño asustadizo y cobarde, hace que conectemos con él desde el primer momento. Atentos a sus caretos y balbuceos cuando encuentra un cadáver en la colina, momento de aplauso. Pero la sorpresa de la cinta es Angourie Rice (Caminando entre dinosaurios). La joven actriz eclipsa a los dos actores cuando están juntos, y es que también hay que reconocer que su personaje es una maravilla. Es el cerebro que les falta a esta pandilla de absurdos justicieros.

En resumen, si no fuera por que sabemos que Black esta con nuevos proyectos, pensaríamos que Dos buenos tipos es un cinta de despedida, pues contiene todos los elementos que convirtieron a este guionista en una estrella. Parece un homenaje o un punto y aparte en su carrera. Dos tipos buenos es una de las mejores cintas de este año y es muy posible que el publico no lo descubra ahora mismo, pero estamos ante un entretenimiento de primer orden donde todo funciona a la perfección.

Lo mejor: El guion, los personajes, los actores, la ambientación… todo.

Lo peor: Muchos dirán que ya han visto la historia alguna vez (como casi todo el cine que se hace actualmente).

Puntuación: 10/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This