Desafío total (2012): Super Colin Land

Desde hace unos años Hollywood no hace nada más que reinventarse, ahora le toca el turno a la historia corta Podemos recordarlo por usted al por mayor de Philip K. Dick, que ya fue llevada a la pantalla por Paul Verhoeven (Instinto básico) y protagonizada por Arnold Schwarzenegger (Ejecutor), en 1990 bajo el titulo de Desafío total.

Colin Farrell en Desafío total (2012)

Colin Farrell en Desafío total (2012)

Desafío total (2012) es una cinta innecesaria se mire por donde se mire, pues el precedente a pesar de tener mas de 20 años sigue siendo una película joven y cuenta con muchos adeptos por todo el planeta. Desafío total (2012) que viene firmada por Kurt Wimmer (Ultraviolet) entre otros, nos cuenta que tras una guerra química en el mundo solo queda Gran Bretaña (zona rica) y Australia (zona pobre) y ambas están comunicadas por un ascensor que recorre la distancia en 17 minutos. Muchos pobres trabajan en la zona rica, como Quaid, quien aburrido de su vida decide acudir a una agencia donde implantan recuerdos. Allí descubrirá que le han borrado la memoria y que antes era un espía. Hasta aquí prácticamente lo mismo que la versión anterior, pero donde aquella había un tensión en saber si era un sueño o real, aquí no la hay, donde allí había mutantes, aquí no hay… y no continuo por que las comparaciones son odiosas. Algunos dirán, pero si es una nueva versión… ¡correcto! lo es, pero el problema es que están constantemente haciendo guiños a la versión antigua y no se puede evitar compararla. El guión ha desmejorado mucho y como una de las protagonistas es la mujer del director, se han fusionado papeles para alargar la actuación de esta hasta el final.

Len Wiseman (La jungla 4.0), director de la cinta y marido de Kate Beckinsale (Pearl Harbor), crea secuencias interesantes en lo que acción se refiere, pero las alarga sin motivo aparente y las termina convirtiendo en un videojuego, de ahí que hay momentos donde Colin Farrell parece salido de Super Mario bros. Pero lo mejor de todo es que la cinta se puede considerar una persecución continua, pero en ningún momento nos explican bien el porque de ello.

Kate Beckinsale en Desafío total (2012)

Kate Beckinsale en Desafío total (2012)

La música de Harry Gregson-Williams (Shrek) solo aporta ritmo a las secuencias de acción para hacerlas más trepidantes por lo que no se puede calificar de mala pues cumple su objetivo, pero no termina de convencer.

Los efectos especiales y el diseño de producción de Patrick Tatopoulos, colaborador habitual del director, son increíbles y muy bien integrados en la acción, aunque haya momentos donde echamos en falta algo de más de recreación por parte del director, y me refiero a toda la secuencia que se narra en un Londres post apocalíptico.

Colin Farrell (Ultima llamada) da bien en cámara pero aun le queda un poco para cumplir como héroe de acción; Jessica Biel (Blade: Trinity) esta desaprovechada y muy sosa; y  Kate Beckinsale brilla con estrella propia, pues parece la protagonista de la cinta ella solita. Ella sola repartiendo estopa puede levantar la película, pero esto es Desafío total (2012) y no Underworld. También aparecen en la cinta Bill Nighy (Valkiria), que su actuación parece un mero cameo, y Bryan Cranston (Breaking bad) que va perdiendo puntos según avanza la acción.

En resumen, la cinta no aburre pero es lo mismo que la anterior y con menos gracia, pues no da al espectador esa libertad de elegir entre sueño o realidad, sino que le ofrece la pesadilla directamente. Para eso es mejor disfrutar del clásico con  Arnold Schwarzenegger, ahora que ha decido volver al cine, y dudar entre lo que es real y lo que es fantasía.

Lo mejor: El diseño de produccion.

Lo peor: Los innecesario homenajes a la versión anterior.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Total recall (2012). Dirección: Len Wiseman. Interpretes: Colin Farrell (Douglas Quaid), Kate Beckinsale (Lori), Jessica Biel (Melina), Bryan Cranston (Cohaagen), Bill Nighy (Matthias), John Cho (McClane). Guion: Mark Bomback y Kurt Wimmer; basado en el relato corto “Podemos recordarlo por usted al por mayor”, de Philip K. Dick. Producción: Toby Jaffe y Neal H. Moritz. Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Paul Cameron. Montaje: Christian Wagner. Diseño de producción: Patrick Tatopoulos. Vestuario: Sanja Milkovic Hays.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This