Cuento de invierno: Nada es casual

Mientras veía Cuento de invierno se me ocurrían infinidad de subtítulos para esta critica, “Y si Dios enviará a sus ángeles”, “El caballo la mató” , “Ángeles y demonios”, “Furia de inmortales”, “Colin Tellado”… infinidad de líneas para ridiculizar una interesante propuesta que acaba fallidamente. Finalmente opte por una frase que se usa en la cinta para dar un poco de coherencia a este embolado que escribe y dirige el debutante Akiva Goldsman, afamado productor de películas como El único superviviente o Soy leyenda, y guionista galardonado con un Oscar por el libreto de Una mente maravillosa.

Colin Farrell y Jennifer Connelly en Cuento de invierno

Colin Farrell y Jennifer Connelly en Cuento de invierno

Cuento de invierno se basa en la novela homónima de Mark Helprin de 1983, que esta muy bien considerada por la critica y el publico en su país, ya que aparte del “cuento” que cuenta, es un maravilloso retrato de la ciudad de Nueva York. La cinta nos narra la historia de un ladronzuelo que al intentar robar en una casa, se encuentra con el amor de su vida. Ella, hija de ricos, padece una enfermedad incurable. El, hijo abandonado, es perseguido por un tipo muy malo. No me pregunten el porqué, pero en la película hay caballos que vuelan, viajes en el tiempo, milagros, ángeles, y hasta Will Smith (After earth) interpretando a Lu, también conocido como Lucifer. Goldsman amiguito en los ratos libres de directores y productores como J.J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad), Alex Kurtzman (El juego de Ender), y Roberto Orci (Ahora me ves…) se ha dejado influenciar por ellos, pero sin la magia y la confianza de estos. La película empieza enganchando bastante bien, se nos cuenta el origen del personaje principal, algo bonito y efectista, pero conforma avanza la trama y se empieza a jugar con elementos fantásticos, y escuchar perlas como “si no me acuesto contigo hoy, no me acostare con nadie en mi vida”, la cosa se empieza a desmadrar y ya no hay quien se crea nada.

Como director, Goldsman es irregular. Tan pronto nos hace buenas florituras con la cámara, como esos planos grúa,  bajando desde el cielo hasta el lecho de la muerte, que son muy videocliperos pero resultones, como nos intenta dar una escena de acción sin tensión, como ese duelo con caballo en el puente de Brooklyn, que se queda bastante soso.

Jessica Brown Findlay y Russell Crowe en Cuento de invierno

Jessica Brown Findlay y Russell Crowe en Cuento de invierno

El compositor Hans Zimmer (Rush) tampoco se ha esmerado mucho. Ha tirado de descartes de otras bandas sonoras e incluso se permite el uso de grandes éxitos suyos. Atentos al momento romántico amenizado por la partitura de Pearl Harbor.

Si ya apuntaba que Will Smith interpreta a Lucifer, se pueden ir imaginando al resto del reparto. Colin Farrell (Al encuentro de Mr. Banks) con un corte de pelo muy juvenil, en la línea del protagonista de El planeta del tesoro, vuelve a demostrar que solo poniendo ojitos no se gana a la platea. Russell Crowe (El hombre de acero) esta demasiado acelerado, su villano pretende dar miedo pero apenas asusta si no es por los efectos digitales. Jennifer Connelly (Un invierno en la playa) parece que simplemente pasaba por allí. Jessica Brown Findlay (Downton Abbey) es la única que parece poner un poco de empeño en esto de hacer creíble su papel.

En resumen, Cuento de invierno es una cinta que llega por San Valentín, aunque la historia parece más cercana para la época navideña. En ambos casos el fracaso esta servido. Como otras tantas ñoñerías que llegan por estas fechas tendrá un publico potencial femenino, pero dudo que pasados unos meses la recuerden.

Lo mejor: Las azucaradas y melosas frases que se escuchan a lo largo del metraje son muy graciosas.

Lo peor: Que esas mismas frases no pretenden ser graciosas, sino románticas.

Puntuación: 3/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Winter’s tale. Dirección: Akiva Goldsman. Interpretes: Colin Farrell (Peter Lake), Jessica Brown Findlay (Beverly Penn), Russell Crowe (Pearly Soames), Jennifer Connelly (Virginia), William Hurt (Isaac), Matt Bomer (hombre joven), Eva Marie Saint (Willa), Will Smith (juez). Guion: Akiva Goldsman; basado en la novela de Mark Helprin. Producción: Akiva Goldsman, Marc Platt, Michael Tadross y Tony Allard. Música: Hans Zimmer y Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Caleb Deschanel. Montaje: Wayne Wahrman y Tim Squyres. Diseño de producción: Naomi Shohan. Vestuario: Michael Kaplan.

2 comentarios

  1. Dan /

    ¿Qué decirte después de leer por casualidad esta crítica? Porque como bien dices, nada es casual. Pues simplemente te diré que te haría falta tener algo más de sensibilidad y no tanta palabrería barata. Mi puntuación para ti: 1/10 (y el 1 es porque al menos, has escogido un título correcto)

  2. Jessika /

    Vi la película por casualidad y me llamo mucho la atención, aunque para muchos es una película fastidiosa, aparentemente sin nada qué aportar según los comentarios qué he leído, es una película qué hay qué ver con un elevado nivel de conciencia espiritual más qué terrenal. Y eso no lo hace todo el mundo. Por cada luz qué enciende un milagro es oscuridad para el mal. Es una excelente película.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La señorita Julia: Liv Ullman jugando con fuego · Cine y Comedia - […] Julia que ha llevado a cabo Liv Ullman (Sonata de otoño) en el que el personaje de Colin Farrell…
  2. Focus: Estafando y a lo loco · Cine y Comedia - […] sin tono, sin gracia, y un poco insoportable. Se pasean por la cinta luciendo palmito Will Smith (Cuento de…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This