Cómo sobrevivir a una despedida: Jaqueca en la Playa del Inglés

Parece ser que en España carecemos de originalidad necesaria para inventarnos nuestros propios proyectos y tenemos que reciclar productos americanos para atraer al público a las salas. Cómo sobrevivir a una despedida es una versión cañí de Resacón en Las Vegas, que supone el debut en el mundo del largometraje de la afamada cortometrajista Manuela Moreno. Úrsula Corberó (Perdiendo el norte) y Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados) son las caras más conocidas de este entretenimiento bastante flojo.

Celia de Molina, Úrsula Corberó y Natalia de Molina en Cómo sobrevivir a una despedida

Celia de Molina, Úrsula Corberó y Natalia de Molina en Cómo sobrevivir a una despedida

Un grupo de amigas de toda la vida (con gay incluido en sus filas) deciden celebrar la despedida de soltera de una de ellas en Las Palmas de Gran Canaria. Indudablemente todo no sale como se espera, y la cosa se va de madre. Bien, una premisa curiosa… pero si les digo que por culpa de una droga liquida que ingieren sin saber lo que es, a la mañana siguiente despiertan sin saber que ha pasado. Y si se han hecho unos tatuajes algo feos, y si a una se le rompe un diente… vale, quizá no sea lo mismo exactamente (de hecho hasta que esto ocurre, ya ha pasado un rato de metraje), pero todo esto recuerda demasiado a la saga Resacón. En Cómo sobrevivir a una despedida los chistes están muy pasados de moda o más vistos que el tebeo. Los que mejor funcionan son los vulgares, pero aun así, están muy trillados. Tampoco ayuda lo incompresible de que los protagonista no tienen dinero (algo que se esta apuntando constantemente en el guión) y contratan cuatro “boys” (seria una oferta, pues es sabido que estos espectáculos son carísimos). Quizá a las generaciones más jóvenes la formula les funcione, pero quizá los más veteranos prefieran revisar otras comedias como Despedida de soltero o la citada, Resacón en Las Vegas.

Manuela Moreno pone el listón muy alto al arrancar la película, y es que juega mucho con la infografía sobre las imágenes, que no es original, pero resulta muy curioso. Pero conforme pasa la acción todo se vuelve muy monótono, parece como que pone un piloto automático… y a dejarse llevar. La cinta acaba con un numero musical, que recuerda mucho al de Primos, donde la realizadora se podría haber lucido algo más, pero no.

Javier Bódalo y Celia de Molina en Cómo sobrevivir a una despedida

Javier Bódalo y Celia de Molina en Cómo sobrevivir a una despedida

El casting es bastante potente pero no todo el elenco convence. Úrsula Corberó es la que mejor encaja en su papel, esta chica debería hacer muchísima más comedia, tiene un talento natural que la hace graciosa. Natalia de Molina esta correcta, y nada más, quizá se esperaba más de ella al ser la protagonista. La debutante en el mundo del largometraje María Hervás no sorprende pero tampoco espanta y el debutante Brays Efe no encaja ni en su personaje ni el grupo, parece que va por libre. La hermana de Natalia, Celia de Molina, es bastante sosa, intenta ser graciosa, y a veces funciona, pero depende mucho del otro actor con el que interactúe. Y aquí Javier Bódalo (Promoción fantasma) es quien se lleva los aplausos. Cada momento con Celia es de elogio, y su personaje reclamaba mucha más presencia. Una pena que no tenga más minutos en proyección. Sin duda sería interesante hacer un spin off con su personaje.

En resumen, Cómo sobrevivir a una despedida es una cinta irregular que va dirigida a un publico juvenil que solo busca pasar un rato divertido. Es loable que se hagan este tipo de cintas, pero también se podría ser más original y cuidar todos los aspectos, en el especial el artístico.

Lo mejor: Úrsula Corberó y Javier Bódalo.

Lo peor: La incoherencias del guion. Muchos chistes están trillados o pasados de moda.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

España: Manuela Moreno. Interpretes: Natalia de Molina (Nora), Úrsula Corberó (Marta), María Hervás (Tania), Celia de Molina (Gisela), Brays Efe (Mateo). Guion: Manuela Romero y Susana López Rubio basado en una idea de Nuria Valls . Producción: Adrián Guerra y Nuria Valls. Música: Víctor Reyes. Fotografía: Bet Rourich. Montaje: Antonio Frutos. Dirección de producción: Víctor Martí.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This