Cincuenta sombras de Grey: Hay más placer que dolor

Hay novelas que nunca se deberían llevar a la gran pantalla. En la literatura no existe censura y se pueden contar todo tiempo de fantasías. Hace años, a alguien se le ocurrió la brillante idea de llevar a la gran pantalla la inmortal obra de Bret Easton Ellis, American Psycho, y fue un tremendo error, pues la película no podía mostrar todo lo que el libro describe con detalle. Esto mismo ocurre con Cincuenta sombras de Grey, un libro donde se cuenta el tórrido y ardiente romance entre una recién licenciada y un joven ricachón, que al ser trasladado al cine se queda en un romance para adolescentes. La cinta es un producto cien por cien comercial, entretiene y poco más. Pero quienes vayan sedientos de carne fresca, mejor refúgiense en las novelas.

Jamie Dornan en Cincuenta sombras de Grey

Jamie Dornan en Cincuenta sombras de Grey

Cincuenta sombras de Grey es la primera novela de la trilogía escrita por E.L. James. Ha sido adaptada para la gran pantalla por Kelly Marcel (Al encuentro de Mr. Banks), y para no conseguir una calificación moral alta en USA, todos los encuentros sexuales se han reducido a meros sketches que se insertan entre diálogos que, en algunos momentos, producen risas. La historia que cuenta es el clásico romance entre una cortesana y un rey, pero actualizado, lo que se traduce en recién licenciada trabajadora en un ferretería se enamora de joven empresario con gustos sexuales variopintos. Claro esta, según los ojos con los que veamos la cinta, y la repercusión que han tenido los libros, podremos sacar diferentes conclusiones. Una es que a las mujeres les va la marcha si o si. La chica accede a los juegos sexuales del muchacho, y podemos pensar que puede ser por que es guapo y con dinero o por la conclusión antes mencionada…. En fin, que Cincuenta sombras de Grey pude incluso provocar debates a la salida.

En la dirección encontramos a otra mujer (guionista y montadoras también son mujeres), Sam Taylor-Johnson, que se ganó el respeto de la industria con la crónica de los primeros años de John Lennon titulada Nowhere Boy. Aquí arranca muy fuerte, la primera conversación entre los protagonista esta rodada con bastante pulso y equilibrio. Pero conforme avanza la acción parece un poco más alejada de esa trayectoria y se centra en que los encuadres solo enseñen lo justo para evitar una calificación moral alta. Es una dirección académica y cumplidora. Esta claro que las secuencias tórridas, son muy lights, pero quizá menos de lo que realmente esperábamos.

Dakota Johnson en Cincuenta sombras de Grey

Dakota Johnson en Cincuenta sombras de Grey

A pesar de las muchas quejas que se han dado con el reparto, hay que reconocer que no están tan mal. Jamie Dornan (Érase una vez) quizá se quede algo más atrás que su compañera. No se le termina de ver a gusto con el traje, y hay momentos en los que resulta forzado, pero sin duda, su manera de pedir un “gintonic” nos ha entusiasmado. Dakota Johnson (Infiltrados en clase) mordiéndose el labio a los pocos minutos de arrancar la cinta nos engatusa. Luego pierde un poco de fuerza, al igual que el personaje, pero su transformación desde el principio hasta el final resulta aceptable. No estamos hablando de actuaciones del “Actors Studio”, pero para ser un blockbuster, con la única intención de arrasar la taquilla, es bastante decente.

En resumen, Cincuenta sombras de Grey es un blockbuster de manual dirigido a jóvenes adolescentes y alguna madura con picores. Grey es un personaje, que a pesar de sus taras, convence a ambos sexos, pues para ellos representa al “puto amo” y para ellas al “hijoputilla” que las lleva a la cama. No es tan mala como aparentaba.

Lo mejor: Ese final que deja la historia totalmente en el aire a la espera de la inminente secuela.

Lo peor: Hay diálogos que rozan lo absurdo.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Fifty shades of Grey. Dirección: Sam Taylor-Johnson. Interpretes: Jamie Dornan (Christian Grey), Dakota Johnson (Anastasia Steele), Jennifer Ehle (Carla), Luke Grimes (Elliot Grey), Victor Rasuk (José), Eloise Mumford (Kate), Max Martini (Taylor), Rita Ora (Mia), Marcia Gay Harden (Mrs. Grey). Guion: Kelly Marcel; basado en la novela de E.L. James. Producción: Dana Brunetti, Michael De Luca y E.L. James. Música: Danny Elfman. Fotografía: Seamus McGarvey. Montaje: Anne V. Coates y Lisa Gunning. Diseño de producción: David Wasco. Vestuario: Mark Bridges.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This