Cazafantasmas (2016): Aventura y diversión sin tapujos

Mucho se ha hablado de la nueva entrega de Cazafantasmas (2016). Mucho y mal. Sobre todo, porque parece ser que los “clásicos” no se pueden modernizar, no pueden evolucionar y parece que, con las mujeres de protagonistas, la cosa empeora ¿En qué mundo vivimos? En un mundo donde todo lo que sea diferente o se aleje un poco de lo convencional está mal visto. Pues bien, Cazafantasmas (2016) es una aventura que juega a revitalizar un “clásico” a los días de hoy y en donde las mujeres tienen el peso total de la cinta. Digo lo de aventura porque Cazafantasmas (2016) no es una comedia alocada, es una aventura de acción con toques de humor, pero con ese espíritu de las aventuras clásicas. Paul Feig (Espías) se olvida por un momento de la comedia alocada a la que nos tiene acostumbrados, para dar su propio tributo a este “clásico” con una aventura llena de acción, personajes con una complicidad increíble y su dosis justa de humor. Cazafantasmas (2016) no será la mejor película de los últimos años, tampoco lo pretende, pero consigue divertir y entretener como pocas.

Melissa McCarthy, Leslie Jones y Kate McKinnon en Cazafantasmas (2016)

Melissa McCarthy, Leslie Jones y Kate McKinnon en Cazafantasmas (2016)

Cazafantasmas (2016) es un reboot en toda regla. No es una continuación de las dos entregas anteriores. Y no es un remake de la cinta original. Es una historia completamente nueva, original y que se permite el lujo de homenajear a sus predecesoras con pequeños guiños en forma de localizaciones o cameos. Cazafantasmas (2016) tiene un inicio donde evita las explicaciones redundantes. Va a lo que va sin miedo. Es por ello que las protagonistas evolucionan a lo largo de toda la cinta mediante sus acciones y lo que dicen, no por exponerlo todo en pantalla. Y, cuando nos queremos dar cuenta, tenemos a las cuatro protagonistas vestidas con los uniformes de los cazafantasmas y persiguiendo espectros. Y es entonces cuando Cazafantasmas (2016) te engancha para no soltarte. No te suelta ni siquiera cuando en su tramo intermedio tiene un pequeño bajón de ritmo pero que consigue solventar con un clímax final realmente espectacular, lleno de acción, fantasmas, gadgets y con cierta emoción que no se conseguía en las originales. Y es que la cinta guarda sorpresas para los fans y para quienes se enfrenten por primera vez a Cazafantasmas.

Se nota que Paul Feig es fan de las anteriores entregas y, en cierto modo, esto es una revisión con su propia mirada, con sus reglas y con sus tics característicos: gags muy visuales, diálogos rápidos que siempre guardan alguna connotación cómica y un trabajo con sus actrices realmente impresionante. Si algo tiene Paul Feig, es que es un director de actores de los que no quedan. Y es que el director parece que ha encontrado en Kristen Wiig (Marte) y Melissa McCarthy (Un espía y medio) a sus actrices fetiches. Quizás más McCarthy, pues ha aparecido en todas las cintas del director. En esta vuelve a estar desatada, quizás dándonos su mejor versión y teniendo un protagonismo que parecía destinado por completo a Wiig, pero el reparto de peso de la cinta es increíble. Como increíble son Leslie Jones y Kate McKinnon (las dos salidas del Saturday Night Live). Aunque McKinnon sea la roba escenas más destacada. Cada aparición, cada frase, cada movimiento es espectacular. Y por supuesto, ver a Chris Hemsworth (En el corazón del mar) en un papel cómico es de las mejores cosas que se van a ver en cine este año.

Chris Hemsworth en Cazafantasmas (2016)

Chris Hemsworth en Cazafantasmas (2016)

Cazafantasmas (2016) es, posiblemente, la aventura del verano. Es lo que deberían ser todos aquellos que quieren convertirse en el blockbuster de la época estival: una película divertida, que entretenga y que haga que pasar un par de horas en el cine hayan merecido la pena ¿Lo consigue Cazafantasmas (2016)? Rotundamente sí. Ojalá muchas películas sean así, directas y que no engañan a nadie con lo que van a ofrecer, un entretenimiento digno y divertido. Cazafantasmas (2016) es entretenimiento por aplastamiento.

Lo mejor: El clímax final, todo el elenco y la dirección de Paul Feig.

Lo peor: El pequeño bajón que tiene a mitad de película.

Puntuación: 7/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This