Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia): Radiografía del espectáculo

Vuelve el primer director mejicano nominado al Oscar en la categoría de mejor director. Vuelve Alejandro González Iñárritu (Babel). Y vuelve para hacer una radiografía del mundo del espectáculo, desde la perspectiva de un actor en horas bajas que pretende levantar un proyecto. Su titulo es Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia), y como ocurrió con su anterior film, Biutiful, es un “bombón” para cualquier critico, pero quizá “una ida de olla” para el publico más palomitero. Brilla con luz propia, ante una casting de órdago, Michael Keaton (Atrapada en la oscuridad), un actor que representa al dedillo la idea que quiere transmitir Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia).

Michael Keaton en Birdman

Michael Keaton en Birdman

Un actor que en los noventa encarnó al superhéroe Birdman en un par de cintas, quiere demostrar, en la actualidad, que es capaz de dirigir e interpretar una obra de teatro en Broadway. No se lo van a poner fácil, los actores, su hija, su ex mujer… que, por el edificio donde se representa la obra, populan los días previos al estreno. Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) es un guión complejo, al que le han colgado la etiqueta de comedia, cuando realmente es un drama. Iñárritu, junto con 3 guionistas más, firma una obra muy personal que sirve de análisis de la industria que ahora mismo besa el suelo por donde pisa. Una industria donde “vales lo que vale tu ultima película”, y eso queda muy bien plasmado durante todo el metraje. La historia es maravillosa desde el punto de vista de los apasionados del cine, pero aquellos que busquen una vía de escape, aquellos que van buscando una comedia de “jiji y jaja”, mejor que se abstengan, quizá no encuentren lo que busquen.

Iñárritu parece que quiere competir con su paisano, y amigo, Alfonso Cuarón. Si aquel filmó Gravity a base de planos secuencias, este convierte Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) en un plano secuencia de casi dos horas, donde ha jugado mucho con las nuevas tecnológicas para poder ensamblarlo. Sin duda un gran trabajo, que permite a Iñárritu darse el festín de, sin cortar el plano, hacernos viajar en el tiempo a otros lugares. Un dirección técnica impecable que no descuida la dirección de actores en ningún momento, y que se permite incluso añadir músicos en escena, en ciertos momentos.

Otro punto fuerte de la película es la excelente música del debutante Antonio Sánchez, batería del grupo Pat Metheny Group, que da un autentico recital de jazz, centrado en el instrumento que el toca. A día de hoy es imposible recordar un fragmento de Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) sin la batería de fondo.

Un aspecto especialmente elaborado de la cinta es la mezcla de sonido. Muy cuidada, y a pesar de que en algunos momentos puede ser molesta, sirve para anticipar momentos de la historia. Sin duda un trabajo para estudiar en escuelas de cine. Atentos a ese sonido intermitente durante casi todo el metraje de un aire acondicionado, al final tiene su respuesta.

Zach Galifianakis y Michael Keaton en Birdman

Zach Galifianakis y Michael Keaton en Birdman

Micheal Keaton vuelve a la palestra con un papel hecho a su imagen y semejanza. Sin duda, su interpretación es una extensión de si mismo, ya que el gozó de cierta popularidad con Batman, y ahora andaba de capa caída hasta que Iñárritu ha reparado en él. El momento con los periodistas o el momento con la critica en el bar, son memorables. También hay que alabar el papel del resto de actores, en especial el de la hija, interpretada por Emma Stone (Magia a la luz de la luna), quizá el personaje con más sentido común de toda la cinta; y el del egocéntrico actor, interpretado por el también egocéntrico Edward Norton (El legado de Bourne), atentos a su entrada en escena, y a la pelea física y verbal con Keaton, sublimes.

En resumen, Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) es todo una sorpresa en la filmografía del “penas” de Iñárritu, pues tiene puntos de comedia. Estamos antes una obra que va a sintonizar estupendamente con los apasionados del cine, pero los que pretendan pasar un rato divertido… están advertidos.

Lo mejor: La dirección de Iñarritu, Michael Keaton, la música…en fin, TODO.

Lo peor: No es una cinta para el gran publico.

Puntuación: 9/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Birdman or (The unexpected virtue of ignorance). Dirección: Alejandro González Iñárritu. Interpretes: Michael Keaton (Riggan), Zach Galifianakis (Jake), Edward Norton (Mike), Amy Ryan (Sylvia), Emma Stone (Sam), Naomi Watts (Lesley), Andrea Riseborough (Laura). Guion: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo. Producción: Alejandro González Iñárritu, John Lesher y Arnon Milchan. Música: Antonio Sanchez. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Montaje: Douglas Crise y Stephen Mirrione. Diseño de producción: Kevin Thompson. Vestuario: Albert Wolsky.

2 comentarios

  1. El Marqués /

    Muy buena crítica Don Ignacio. A mí también me encantó la película. Me parece una pequeña joya para, como suelen decir los cursis, “paladares selectos”.

    • Ignacio Estrada /

      No es para todos los públicos, pero los que llevamos tiempo en este oficio (delante o detrás de una cámara) sabemos apreciarlo. Muchas gracias Marqués!!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ganadores Oscars 2015 · Cine y Comedia - […] -Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) […]
  2. La sombra del actor: La disección personal de Pacino · Cine y Comedia - […] muestra de esa idea, hay unas curiosas similitudes entre La sombra del actor y Birdman, totalmente casuales en teoría…
  3. Alfonso Gomez-Rejon: “No hay que forzar al espectador, hay que dejarlo sentir” · Cine y Comedia - […] Scorsese (El lobo de Wall Street), Nora Ephron (Julie y Julia) o Alejandro González Iñárritu (Birdman). En los últimos…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This