¡Ave, César!: La niñera de Hollywood

Los laureados hermanos Coen (A propósito de Llewyn Davis) firman otra de sus tontunas personales con ¡Ave, César!, una sucesión de sketches protagonizados por grandes estrellas del panorama actual, que dan lugar a una película muy loca que funciona a ratos, y según el chiste que se cuente. No es la mejor obra de estos grandes autores, pero da la sensación de que tampoco lo pretendían. Es de esas películas que según estamos viendo pensamos que el rodaje ha tenido que ser más divertido que el resultado que se nos ofrece. Josh Brolin (Everest) y George Clooney (Tomorrowland: El mundo del mañana) encabezan la lista de grandes estrellas que se dejan ver ¡Ave, César!.

Josh Brolin en ¡Ave, César!

Josh Brolin en ¡Ave, César!

En plena era dorada del cine americano, el responsable de un estudio de Hollywood (Brolin), se enfrenta al secuestro del protagonista (Clooney) de su ultima superproducción. A esta situación hay que añadirle algunas más como una actriz embarazada, un actor de western haciendo una incursión en otro género, los cotilleos de la prensa… un lío padre que prácticamente viene a representar un día en la vida de este jefe de estudio que tiene que lidiar con todos los imponderables para llevar la empresa a buen puerto. El guión de ¡Ave, César! es una sucesión de escenas graciosas muy bien hilvanadas (atentos a aquella que abarca a un prestigioso director y al actor de westerns antes citado), pero cuya trama principal (la del secuestro) es la menos interesante de todas. Desde el momento en el que oímos que el personaje principal de la película histórica, que esta rodando el estudio, se llama Autoloco, ya sabemos en que clase de película de los Coen estamos.

La pasión de Ethan y Joel Coen por el cine es transmitida en cada fotograma de ¡Ave, César!. Estamos ante otra carta de amor al cine de estos directores. La cinta no solo esta llena de referencias al cine más clásico (el más obvio es el de Escuela de sirenas), sino que se permiten homenajearse a si mismos (en el homenaje citado se ve una ballena con forma de bolo, un claro guiño a El gran Lebowski). Sin duda la cinta que todo cinéfilo esta esperando.

George Clooney en ¡Ave, César!

George Clooney en ¡Ave, César!

Brolin vuelve a demostrar que tiene un talento innato para la comedia como pudimos comprobar en Puro vicio. Clooney esta simpático, pero esta eclipsado entre tanta estrella, su momento cumbre es el monologo final frente al cruz, donde se ofrece la clave de esta chiste largo que es ¡Ave, César!. La sorpresa nos la ofrece Alden Ehrenreich (Blue Jasmine), quien interpreta al vaquero de extraños andares y escasos registros. Magistral Ralph Fiennes (Spectre) dándole la replica. Menciones especiales para las pequeñas apariciones de Scarlett Johansson (Lucy), Tilda Swinton (Y de repente tú), Frances McDormand (Tierra prometida) y Jonah Hill (Infiltrados en la Universidad). Estas dos ultimas estrellas limitan su participación a una escena cada uno, pero solo sus apariciones (y sus historias/chistes/chascarrillos) merecen el precio de una entrada.

En resumen, ¡Ave, César! es un capricho que se han dado los Coen tras los buenos resultados de sus ultimas cintas y la producción de la serie Fargo (basada en otra cinta de ellos). Es una oda al cine clásico que los más puristas amarán sin rechistar un momento, pero es muy posible que no termine de encajar con el gran publico, aquel que solo busca pasar la tarde y reírse un rato.

Lo mejor: El personaje que interpreta Alden Ehrenreich, y su secuencia con Ralph Fiennes.

Lo peor: Es una película para fans de los chistes de los Coen, y del cine clásico en general. El gran publico puede acabar saturado y aburrido.

Puntuación: 5/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This