Asalto al poder: La jungla de mármol

De toda la vida, en Hollywood cada x tiempo se producen lanzamientos, por parte de diferentes estudios, de cintas con un argumento similar. Ocurrió en 1998 con un meteorito que iba alcanzar la tierra en un par de cintas tituladas Armageddon y Deep Impact, en 1991 con la figura del arquero más famoso del bosque de Sherwood en  Robin Hood, príncipe de los ladrones y Robin Hood – El magnífico… y en muchas ocasiones más. En 2013 han llegado a nuestras pantallas dos aventuras sobre una invasión en La Casa Blanca, la primera fue Objetivo: La Casa Blanca, y la segunda, Asalto al poder, que es la que ahora nos ocupa. Asalto al poder está dirigida por el “explosivo” Roland Emmerich (El día del mañana) y protagonizada por Channing Tatum (Infiltrados en clase) y Jamie Foxx (Django desencadenado).

Channing Tatum en Asalto al poder

Channing Tatum en Asalto al poder

Asalto al poder cuenta la historia de cómo un “tío duro” se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado, ¿les suena?, Asalto al poder es un guion poco original de James Vanderbilt (The Amazing Spider-Man), que no hecho otra cosa que fusilar el excelente guion de Jungla de cristal. El protagonista está divorciado, se pasea en camiseta de tirantes y manchada durante casi todo el metraje, les roba una radio a los terroristas y luego una ametralladora, los terroristas tiene a su hija sin saber que es su hija, uno de los terroristas es un experto informático que escucha música clásica mientras abre una caja fuerte, el plan de los terroristas tiene dobles intenciones… y así podría estar durante 20 líneas más. La diferencia es que aquí nuestro héroe tiene a un ayudante de color, que resulta ser el presidente (y estoy siendo sarcástico, recuerden a Reginald VelJohnson (Cosas de casa) en el clásico de John McTiernan). Yo no solo son las similitudes, las historia que cuenta, a pesar de no aburrir, se puede contar en mucho menos tiempo del que dura la cinta, que son algo más de dos horas.

Roland Emmerich sabe muy bien como entretener al respetable. Tras la larga introducción de personajes, con sus clichés de por medio, comienza la destrucción de todo lo que pilla. Comenzando por El Capitolio, pasando por el Air Force One, y acabando por la propia Casa Blanca. Si dirección sigue siendo algo tosca y confusa en algunos momentos pero muy efectiva, y nos deja alguna que otra escena que reseñar, como esa interesante persecución en los jardines de La Casa Blanca, entre el coche presidencial y los todo terrenos de la seguridad, pero conducidos por los terroristas, sin duda, una escena de aplauso. El resto ya se lo hemos visto hacer otras veces.

Jamie Foxx en Asalto al poder

Jamie Foxx en Asalto al poder

Un gran defecto que tiene la película, que ha contado con 150 millones de dólares de presupuesto, son los efectos digitales, que hay momentos que se notan demasiado, atentos a la secuencia de los helicópteros llegando a La Casa Blanca por las calles de Washington, demasiado artificial.

La pareja formada por Tatum y Foxx se complementa estupendamente, uno golpea y otro hace los chistes. Pero quien se lleva la palma es James Woods (jOBS), quien parece tener un don para interpretar al villano de la función. También se pasean por la cinta Maggie Gyllenhaal (El caballero oscuro) y Richard Jenkins (Carta blanca), que están bastante mal. La primera porque va de sofistica y se queda en segundo plano a los pocos minutos sin interesarnos lo más mínima, y el segundo, por sus caras iniciales de “no haber roto un plato” y las finales, que más que drama producen risa.

En resumen, a pesar de su duración Asalto al poder no aburre, pero no cuenta nada nuevo. Sus similitudes con Objetivo: La Casa Blanca y Jungla de cristal, la convierten en una cinta caducada antes de salir al mercado.

Lo mejor: La persecución automovilística en los jardines de La Casa Blanca.

Lo peor: El guion quiere ir de original y es un plagio de aquella obra maestra de los ochenta.

Puntuación: 4/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: White House down. Dirección: Roland Emmerich. Interpretes: Channing Tatum (John Cole), Jamie Foxx (presidente James Sawyer), Maggie Gyllenhaal (agente especial Carol Finnerty), Jason Clarke (Emil), James Woods (Martin Walker), Richard Jenkins (Eli Raphelson), Joey King (Emily). Guion: James Vanderbilt. Producción: Brad Fischer, Laeta Kalogridis, Harald Kloser y James Vanderbilt. Música: Harald Kloser y Thomas Wander. Fotografía: Anna J. Foerster. Montaje: Adam Wolfe. Dirección artística: Kirk M. Petruccelli. Vestuario: Lisy Christl.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. La verdad: El escándalo de una gran noticia · Cine y Comedia - […] en las próximas galas. La verdad es el debut en la dirección del guionista James Vanderbilt (Asalto al poder)…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This