Antboy. El pequeño gran superhéroe: Menudo esperpento

Después de ver muchas películas a lo largo de los años, uno ya se acostumbra a ver muchas aberraciones. Películas muy malas que llegan a las carteleras y que no se sabe muy bien porque consiguen arrasar en taquilla. Espero que eso no ocurra con Antboy. El pequeño gran superhéroe. Antboy es el intento de hacer un cine de superhéroes para los más pequeños de la casa, pero todo parece que esto hubiera sido muy divertido en un corto largo y no en una película de 80 minutos. 80 minutos aburridos, sin gracia y escenas que harán que quieras decir “tierra trágame”. Menos mal que luego me puse una cinta de superhéroes inteligente para los más pequeños (y no tan pequeños) como son Los increíbles y se me pasó el cabreo. Porque Antboy está a otro nivel de estupidez.

Oscar Dietz y Cecilie Alstrup Tarp en Antboy. El pequeño gran superhéroe

Oscar Dietz y Cecilie Alstrup Tarp en Antboy. El pequeño gran superhéroe

Antboy. El pequeño gran superhéroe cuenta la historia de un pobre chico que es marginado en el colegio (es decir, Spider-Man) y que después de huir de unos malotes, una hormiga radioactiva que se ha escapado de un laboratorio (sorpresa dos, Spider-Man) se convierte de la noche a la mañana en un niño con los poderes de las hormigas (tercera sorpresa, es Spider-Man) y querrá hacer el bien ayudando a los chicos de su instituto y a la gente de su ciudad. Pero aparecerá un villano que hará que todo se acabe complicando.

Y lo peor de todo esto es que todo está inspirado en unos libros infantiles de un conocido escritor en Dinamarca. Pues parece que el escritor tuvo problemas de inspiración y cambió a la araña de toda la vida por la de una hormiga. Eso si, parece que también se inspiró un poco en Marvel y su Ant-Man, un nombre que aparece en la cinta y que rápidamente le dicen “no puedes cogerlo, ese ya existe”. Pero es que lo que realmente cabrea de películas así, es que aunque sepas que va a ser mala no se limita en intentar hacer algo un poco más decente. Que si, que puede ser que este hecho aposta, que no tengan demasiado presupuesto, que solo está hecha para entretener. Pero existen millones de películas así y consiguen el doble de cosas que este Antboy, que lo mejor sabe hacer es aburrir.

Amalie Kruse Jensen en Antboy. El pequeño gran superhéroe

Amalie Kruse Jensen en Antboy. El pequeño gran superhéroe

Aburre porque la historia no atrapa, el protagonista no dice nada y el amigo friki del prota no hace otra cosa que cabrearse e intentar hacerse el compañero de aventuras de AntBoy. Todo eso y que cuando el prota quiere que no se le vea, aparece junto a la policía intentado escalar un muro. Una estupidez tras otra. Además, el villano. Un villano que se pincha sangre de una pulga radioactiva. Pufff. No habrá insectos mejores que una pulga, que encima tiene el handicap de tener que estar bebiendo sangre para no perder los poderes. En fin. De las interpretaciones no digo nada, porque todos están horribles.

En definitiva,  Antboy. El pequeño gran superhéroe es algo que tiene que evitarse. Es perder el tiempo y algo más. No la disfrutará nadie, ni siquiera los más pequeños que echarán de menos al trepamuros más famosos en este intento de cambiar el cine de superhéroe. La peor noticia es que dan a entender que habrá secuela. Que Dios nos pille confesados.

Lo mejor: Nada.

Lo peor: Todo. No puede ser peor.

Puntuación: 0/10

Ficha artística y técnica

Dinamarca. Título original: Antboy. Dirección: Ask Hasselbalch. Interpretes: Oscar Dietz (Pelle Nøhrmann / Antboy), Amalie Kruse Jensen (Ida), Samuel Ting Graf (Wilhelm), Nicolas Bro (Dr. Gæmelkrå / Loppen), Cecilie Alstrup Tarp (Amanda). Guion: Anders Ølholm basado en los libros de Kenneth Bøgh Andersen. Producción: Eva Jakobsen y Lea Løbger. Música: Peter Peter. Fotografía: Niels Reedtz Johansen. Montaje: Peter Brandt y My Thordal. Diseño de producción: Nikolaj Danielsen y M. Wan Sputnick. Vestuario: Louize Nissen.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This