Alicia a través del espejo: Perdiendo el tiempo

Tras el éxito de Avatar, la siguiente cinta en estrenarse en formato 3D fue Alicia en el país de las maravillas, adaptación del clásico de Disney, que a su vez se basaba en la novela de Lewis Carroll. Era 2010, el 3D arrasaba, y la adaptación dirigida por Tim Burton (Big eyes) llegaba en el momento justo. Aquella cinta colorida resultó agradable e interesante pero el paso del tiempo la ha hecho envejecer mal. Vista ahora resulta un pastiche bastante aburrido. En Disney parece que no la ha revisado, solo vieron los más de 1000 millones de dólares que amansó a nivel mundial, y ahora nos llega una secuela insoportable, aburrida, sin guión, pero igual de colorida que aquella. James Bobin (El tour de los Muppets) sustituye a Burton en la silla de director y repiten en los papeles principales Mia Wasikowska (La cumbre escarlata), Johnny Depp (Black Mass) y Helena Bonham Carter (Sufragistas). Se incorpora al reparto de esta secuela Sacha Baron Cohen (Agente contrainteligente).

Johnny Depp y Mia Wasikowska en Alicia a través del espejo

Johnny Depp y Mia Wasikowska en Alicia a través del espejo

El caso es que esta secuela obvia bastante la segunda parte de la novela de Lewis Carroll y nos presenta a una Alicia surcando los mares con su barco “Maravillas”. Al llegar a puerto debe enfrentarse al antagonista de turno y tomar la decisión de quedarse en tierra para siempre o seguir con sus aventuras navales. Para ello Alicia regresa al país de la maravillas a solucionar un asunto de su amigo sombrerero loco y así aprender una nueva lección de lo que debe hacer en la vida. El argumento es similar (por no decir el mismo) del original, lo único que cambia es la aventura, y el ¿villano? (no queda claro si Tiempo es el malo de la función o no). La historia se hace larga, repetitiva y aburrida. Los chiste son meras reposiciones de los mejores momentos de la primera o gracietas obsoletas.

Bobin ponen el piloto automático e intenta emular a Burton pero con muchos más color que en original, ya que esta carece de ese clímax tan oscuro que nos propició el director de Eduardo manostijeras. No se puede decir que la cinta este mal rodada o que carezca de elementos para llamar atención (esa ciclo esfera que nos recuerda a la de Jurassic World), pero como la historia resultan tan poco interesante, apenas reparamos con entusiasmo en la dirección de Bobin.

Helena Bonham Carter en Alicia a través del espejo

Helena Bonham Carter en Alicia a través del espejo

Según vemos los créditos de la cinta, el primero en aparece es Depp, quien curiosamente es el motor de la historia pero aparece en proyección unos escasos 15 minutos (algo que también es de agradecer, pues es un personaje bastante cansino). Wasikowska vuelve a demostrar que es una actriz encasillada en las películas de época, y que resulta igual de sosa la pongan donde la pongan, y Bonham Carter vuelve a robar todo el protagonismo con su insolente y malcriada Reina Roja. Baron Cohen, que es la nueva incorporación, y quizá el mayor nuevo reclamo, se queda en tierra de nadie, pues no sabemos muy bien que pretende, si hacer reír o conmover al espectador.

En resumen, Alicia a través del espejo es de esas innecesarias películas que se hacen tras los buenos resultados de la primera entrega. Nadie se ha preocupado de ser original o buscar nuevos caminos, todos llevan puestos el piloto automático y su extenso cheque en el bolsillo. Innecesaria totalmente.

Lo mejor: El diseño de producción.

Lo peor: No interesa y resulta aburrida.

Puntuación: 3/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This